Inseguridad a la italiana

La fuga de tres presos de una cárcel italiana gracias a unas sábanas anudadas a la pared ha levantado críticas en Italia por la “precaria” seguridad de los centros penitenciarios del país.

Los tres fugitivos, uno de los cuales cumple cadena perpetua por asesinato, huyeron el pasado 28 de octubre de una cárcel de máxima seguridad en la pequeña isla de Favignana, situada al oeste de Sicilia, y fueron capturados este jueves por la Policía italiana mientras intentaban robar una barca para huir de la isla.

El secretario general del Sindicatos Autónomo de la Policía Penitenciaria (SAPPE),Donato Capece, ha celebrado la captura pero también ha señalado que “este episodio grave puede ser la ocasión para analizar la precaria seguridad que existe en las cárceles italianas“.

Los tres hombres fueron identificados por los medios locales como Adriano Avolese, condenado a cadena perpetua por asesinato; Giuseppe Scardino, con una pena de 15 años de prisión por robo e intento de asesinato, y Massimo Mangione, que cumplía una condena de 12 años y ocho meses también por robo e intento de asesinato.

Según las primeras investigaciones, los tres presos emplearon sábanas para deslizarse por las paredes de la cárcel, cuyas cámaras de videovigilancia fueronincapaces de recoger la huida debido a fallos en el sistema.

Capece ha lamentado el estado del sistema de prisiones italiano y ha subrayado que “ya no se sostiene, es engorroso, y las evasiones son la demostración más evidente”.

Además, ha denunciado la escasez de personal y ha reclamado una reforma del sistema penitenciario que haga frente a la “constante tensión” existente las cárceles italianas, donde son “continuas las peleas, las agresiones, y las lesiones contra los agentes”.

Artículos relacionados