Huracán Harvey convierte a Houston en una gran piscina

Huracán Harvey convierte a Houston en una gran piscina

Al menos seis personas han fallecido en Estados Unidos por el paso del huracán Harvey, fenómeno que ha dejado bajo el agua a la ciudad de Houston, estado de Texas.

En algunos sectores de la ciudad, el agua ha llegado hasta los tejados de las casas, inundando carreteras y vecindarios completos; autoridades locales preveen que la lluvia continúe a este ritmo durante días.

El Servicio Nacional Meteorológico de Estados Unidos emitió una alerta este domingo en el que asegura que “este evento no tiene precedentes y sus consecuencias son desconocidas y más allá de todo lo que hayamos vivido”.

Un total de 250 vehículos han sido rescatados en la ciudad y más de 2.000 llamadas de emergenia ha sido atendidas por la autoridades, según informó el alcalde de Houston Sylvester Turner. Las inundaciones “son catastróficas y ponen en riesgo la vida de los residentes” señaló el alcalde.

Por su parte, el gobernador de Texas, Greg Abbott, advirtió que “la situación es grave y va a empeorar” y aseguró a su vez que los daños ascienden a “miles de millones de dólares”.

El pánico ha invadido a la población, miles de personas han tratado de escapar en sus vehículos, pero eso ha creado mayores problemas, ya que los vehículos se quedan atrapados en el agua.

De acuerdo a información suministrada por la Cruz Roja estadounidense, más de 1.800 personas se encontraban la noche del sábado en 35 refugios en el interior de Texas y Luisiana.

El Aeropuerto Hobby International anunció que todos los vuelos fueron cancelados por “la abundancia de agua en las pistas”, mientras que el George Bush International operaba en forma limitada.

Harvey tocó tierra el viernes por la noche con categoría 4 entre Corpus Christi y Houston y destruyó casas y barcos en los pueblos de la costa, catalogado por las autoridades como el más potente huracán en azotar Estados Unidos desde 2005 y Texas desde 1961.

AMR

Artículos relacionados