InicioDestacadaGobierno de Theresa May en la cuerda floja

Gobierno de Theresa May en la cuerda floja

La primera ministra Británica, Theresa May nombró como nuevo ministros para salida de la UE al parlamentario conservador, Dominic Raab y a Jeremy Hunt, antiguo secretario de estado para la salud, como nuevo ministro para relaciones exteriores.

Raab, se caracteriza por expresar en público que no cree en los derechos humanos, en los derechos económicos ni sociales y propuso una serie de leyes que finalmente no se aprobaron, para disminuir los derechos de los trabajadores, como por ejemplo prolongar el tiempo de trabajo en un periodo de 48 horas y la abolición del sueldo mínimo para los trabajadores menores de 21 años.

Por su parte, Jeremy Hunt se destacó hace dos años por criticar fuertemente la huelga de médicos interinos y residentes y contra las reivindicaciones de las enfermeras que pedían mejor salario y más inversión en el sistema sanitario.

Boris Johnson renunció este lunes a su cargo como Ministro de Exteriores del gobierno de May

Una fuerte crisis se ha desatado dentro del partido conservador y del gabinete de May, tras la renuncia de Boris Johnson y David Davis,  que están relacionadas con las propuestas sobre el Brexit que el gabinete aprobó el viernes pasado, por el intento de May de cumplir con lo que votaron los electores.

David Davis, rechazó la decisión de Theresa May de mantener la vigencia de la normativa comercial comunitaria en Reino Unido tras su salida de la UE, afirmando que se otorgará “el control de amplios sectores de nuestra economía a la UE”.

Por su parte, la salida de Johnson se debe a su desacuerdo con el plan de la primera ministra para abandonar la UE, al que consideraba demasiado suave.

La crisis de gobierno no ha terminado

Las dimisiones de Davis y Johnson dificultan aún más el mantenimiento de la mayoría parlamentaria por parte del Partido Conservador, que gobierna en minoría con apoyo de los unionistas de Irlanda del Norte.

En este sentido, los rebeldes dentro del partido conservador deben conseguir 48 firmas si desean forzar un voto de no confianza dentro del grupo parlamentario contra la primera  ministra Theresa May.

Un portavoz de May, aseguró que la primera ministra está lista para hacer frente a una posible moción de censura y la misma está convencida de que logrará el apoyo necesario de la mayoría de los diputados conservadores.

Sin embargo, el conflicto continua luego que se conociera que dos vicepresidentes del partido conservador han dimito este martes.

NP

LEE Más

spot_img