Francisco de Miranda, un verdadero héroe

Este viernes 14 de julio se cumplen 201 años de la muerte de uno de los más grandes referentes de la lucha por la independencia y la libertad en Venezuela: el Generalísimo Francisco de Miranda.

Por eso, VT Actual te trae algunos de los puntos claves de la vida de Miranda, que lo convirtieron en el héroe que es para su tierra natal y el mundo.

La primera vez que fue izada la bandera nacional en suelo venezolano, fue a cargo de él, en La Vela de Coro, en la costa occidental del país, donde arribó en 1806 en busca del apoyo para la gesta libertadora, aunque no lo consiguió.

Cuatro años más tarde, decide volver a Venezuela, convencido por Simón Bolívar, donde fue fundador de la Sociedad Patriótica, que impulsó finalmente la liberación de la corona española, y figura entre los firmantes del Acta de Independencia.

Anteriormente, había participado en la Revolución Francesa y en la Independencia de los Estados Unidos. Además, alcanzó altos rangos militares en diversos países: fue mariscal en Francia y coronel en Estados Unidos, Rusia y España.

Miranda, el comunicador

Se sabe de su amplio interés por el mundo de las ideas y la intelectualidad de la época. Su extenso archivo, que lo acompañaba a través de sus viajes, era motivo de su orgullo.

Precisamente sus ansias de aprender cada vez más lo llevaron a recorrer una gran cantidad de lugares del mundo, como Bahamas, Cuba, Jamaica, Argelia y Marruecos, además de gran parte del continente europeo: Ucrania, para entonces Kiev, Grecia, Finlandia, Noruega, Suecia, entre otros tantos territorios.

Además, manejaba muchas lenguas además del español, francés e inglés, incluyendo el ruso y el árabe.

Francisco de Miranda, primer venezolano universal

Aún así, entre sus facetas menos reconocidas está la de periodista, comunicador y movilizador de opinión como fuente de su propia lucha por un mundo de hombres libres.

Para el historiador venezolano Omar Hurtado, quien forma parte del Centro Nacional de Historia, el Generalísimo fue “un abanderado del derecho de informar”. Su vocación por el conocimiento y su divulgación, asegura, tocó su punto más alto con la creación del periódico El Colombiano.

Esta publicación, bajo seudónimo y en la clandestinidad, Miranda la dedicaba a divulgar las verdades sobre la actuación del Imperio Español en sus colonias, funcionando además como el desmontador de sus matrices, del discurso oficial de la época.

Su “traición”

Desde la firma de la independencia, la arremetida realista fue feroz en lo militar, en el intento de reconquistar las tierras que por más de tres siglos le sirvieron de generadoras de riquezas.

En 1812, y con plenos poderes otorgados por el Congreso para lograr una salida a la crisis, Miranda sintió la derrota y firmó un armisticio con el general Monteverde, jefe de las fuerzas españolas.

El pintor venezolano Arturo Michelena representó el cautiverio del precursor en el célebre lienzo Miranda en La Carraca (1896)

Irrespetando el acuerdo, Miranda fue capturado por los españoles y, tras ser trasladado a varios países, llegó a la fortaleza militar española donde terminó muriendo: Arsenal de La Carraca, en la ciudad de Cádiz, conocida simplemente como La Carraca.

Igualmente, diversas corrientes han considerado su actuación como una traición, incluyendo al propio Bolívar, quien en su momento participó en la entrega del Generalísimo y otro compañero de lucha.

JI

Artículos relacionados