EEUU prepara silenciosamente una invasión militar en América Latina

El ejército estadounidense acentuará su presencia militar en la Amazonía latinoamericana. Bajo la iniciativa “Amazon Log 2017” del gobierno golpista de Michel Temer en Brasil, la Operación ‘América Unida’ juntará a los ejércitos de Estados Unidos, Brasil, Perú y Colombia del 6 al 13 de noviembre de este año 2017 en la ciudad tri-fronteriza de Tabatinga. Este ejercicio es una señal de un sustancial incremento de militarización extranjera en la región.

La iniciativa es liderada por el Comando de Logística del Ejército Brasileño y está inspirada en el ejercicio logístico militar realizado por la Organización del Tratado Atlántico del Norte (OTAN) en Hungría en 2015, que tuvo un despliegue de aproximadamente 1.700 militares.

Para esta versión latinoamericana, los objetivos, según la página oficial del Ejército Brasileño, son “crear una base logística multinacional temporal” para realizar operaciones de control de migración ilegal, asistencia humanitaria, operaciones de paz, acciones contra el narcotráfico y cuidados ambientales.

Sin embargo, como lo señaló el diario brasileño Gauchazh, enseñar a un ejército extranjero a combatir en territorio nacional debería ser considerado “alta traición”.

Aunque para el Ministerio de Defensa brasileño esto no es traición sino “una oportunidad que permitirá unir a los ejércitos de ambos países”. El problema de este ejercicio es la magnitud y apertura que se ha dado a Estados Unidos en ingresar a la selva latinoamericana. Por lo que uno de los riesgos es que la base ‘temporal’ se convierta en permanente como sucedió en Hungría, tras los ejercicios de la OTAN. Aunque las autoridades brasileñas lo niegan.

Dichos ejercicios militares colocan en alerta a algunos países de la región, aunque detrás de toda acción militar norteamericana siempre se encuentra el fin de apoderarse de recursos para lograr sus propios intereses

En el caso de América Latina, la abundancia de recursos naturales da razón a la presencia norteamericana. Según el Banco Mundial, la región cumple un rol global en la problemática del cambio climático ya que posee “las reservas de agua dulce más grandes del mundo”.

Una noticia ‘agridulce’ para los latinoamericanos ya que para varios analistas, incluyendo al ex candidato presidencial demócrata Bernie Sanders, “las guerras del futuro serán por el agua”. Entre los diez países con mayores reservas del vital líquido se encuentran Brasil (1ro), Colombia (6to) y Perú (8vo), coincidentemente los tres involucrados en la Operación ‘América Unida’.

Pero el agua no es el único interés de este país en la región. Telma Luzzani, periodista argentina, explica en su libro ‘Territorios Vigilados’, que “en el Amazonas se encuentra el 95% de las reservas de niobio, fundamental para el acero de las naves espaciales y de los misiles intercontinentales, y el 96% de las reservas de titanio y tungsteno, utilizados en la industria aeronáutica espacial y militar, además de ser rica en petróleo, gas, uranio, oro y diamantes”.

Es por esto que el próximo ejercicio militar es sólo una pieza más dentro de un patrón creciente de militarización y amenazas regionales. En lo que va del 2017 se han realizado otros dos ejercicios militares en el Pacífico y el Caribe: Teamwork South con Chile y Tradewinds frente a las costas de Venezuela con 18 países y más de 2.500 militares.

Con información de La Iguana TV

CC

Artículos relacionados