Debbie Reynolds: con luz propia

En octubre del 2015, Debbie Reynolds compartió esta fotografía para celebrar los 59 años de Carrie Fisher: “Feliz cumpleaños a mi hermosa hija”

La muerte de su hija, Carrie Fisher, fue sin duda un dolor que no pudo superar. Debbie Reynolds, actriz y madre de Carrie Fisher falleció ayer a los 84 años.

Mary Frances Reynolds nació en El Paso (Texas) el 1 de abril de 1932. Participó en un concurso de belleza antes de convertirse en actriz de cine.

Reynolds apareció en pequeños papeles en dos películas de la Warner y, posteriormente, firmó un contrato con la Metro-Goldwyn-Mayer, donde participó en las películas Three Little Words, protagonizada por Fred Astaire y Red Skelton, Two Weeks with Love, donde recibió muy buenas críticas, y Mr. Imperium, con Lana Turner.

A los 19 años, protagonizó junto a Gene Kelly y Donald O’ Connor, el filme musical “Cantando Bajo La Lluvia”, la pieza se convirtió en un clásico de la época dorada de Hollywood.

“Gene Kelly fue duro conmigo, pero creo que tenía que serlo”, dijo Reynolds en una entrevista en 1999 cuando fue interpelada sobre las objeciones de Kelly a que la actriz hubiera sido contratada para hacer esa película, pese a su poca experiencia bailando.

“Tuve que aprender todo en un plazo de tres a seis meses. Donald O’Connor había estado bailando desde que tenía tres meses de nacido y Gene Kelly desde que tenía dos años de edad…creo que Gene sabía que tenían que retarme”

Compartimos con ustedes una de las escenas más célebres: Good Morning.

Reynolds protagonizó muchas películas y grabó discos. Varios de sus temas entraron en el Billboard. Cuando tenía 23 años, grabó el tema “Tammy”, para la película “Tammy, la muchacha salvaje” que se convirtió de inmediato en la número uno de la lista de canciones más escuchadas por lo que ganó un disco de oro. También estuvo nominada a mejor canción original en los Oscars.

Durante un decenio (hacia 1965-75) ofreció recitales en el Hotel Riviera de Las Vegas, con un ritmo de trabajo (dos sesiones por noche, todos los días de la semana) que calificó de «extenuante».

En 1963 participó en la superproducción La conquista del Oeste, junto a  Henry Fonda, Gregory Peck, John Wayne, Carroll Baker. En 1966 protagonizó la comedia musical The Singing Nun(Dominique), de Henry Koster, junto a Ricardo Montalban y Katharine Ross. En 1960 hizo un cameo en el popular filme Pepe protagonizado por Cantinflas.

Su papel protagonista en la películas musical de Charles Walters La Infatigable Molly Brown (1964), basada en la vida real de Margaret Brown (una mujer que viaja en el Titanic y ayuda al salvamento de numerosos pasajeros) le proporcionó una candidatura al Oscar.

En 1973, la actriz fue nominada a los premios Tony por haber protagonizado en Broadway el nuevo montaje de la obra “Irene”, en la que también tuvo una participación su hija Carrie Fisher.

Siempre activa, fue parte del elenco de la famosa serie de TV Will and Grace, donde interpretaba el papel de la madre de la protagonista. La actriz Debra Messing escribió una emotiva despedida en su cuenta Twitter: “Fue mi “mamá” durante años y la amaba profundamente. Una leyenda”.

Debbie Reynolds y Debra Messing
Debbie Reynolds y Debra Messing

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartimos con ustedes el momento en la serie Will and Grace en el que Debbie Reynolds volvió a interpretar la canción Good Morning.

En 2015, recibió el Premio a la Trayectoria en los Screen Actor’s Guild Awards, de mano de su hija, Carrie Fisher.

En 2015, recibió el Premio a la Trayectoria en los Screen Actor's Guild Awards, de mano de su hija, Carrie Fisher.
En 2015, recibió el Premio a la Trayectoria en los Screen Actor’s Guild Awards, de mano de su hija, Carrie Fisher.

“Ella está ahora con Carrie y todos tenemos el corazón destrozado”. Con esas palabras anunció anoche Todd Fisher la muerte de su madre. “Ella dijo: ‘quiero estar con Carrie’. Y, entonces, se fue”.

Medios en Estados Unidos reportaron que Reynolds, de 84 años, fue llevada en ambulancia a una clínica de Los Ángeles, luego de que se sintiera mal mientras estaba en casa de su hijo, en Beverly Hills.

La relación entre ambas siempre fue muy cercana, pero la adicción de Carrie Fisher a las drogas produjo roces y tormentos.

En una entrevista con The New York Times, realizada junto a su madre, Carrie Fisher señaló: “Si algo me enseñó mi madre fue como “sobre-progresar” (una contracción de sobrevivir y progresar). Es mi palabra para ello. Ella atravesaría por todas estas cosas increíblemente difíciles y su mensaje era claro: es posible hacer lo imposible, pero no es divertido”.

El último mensaje de Debbie Reynolds en la red social Facebook decía:

“Gracias a todos los que han abrazado los dones y talentos de mi amada e increíble hija. Estoy agradecida por los pensamientos y oraciones que ahora mismo la están guiando hacia su próxima parada. Con cariño, la mamá de Carrie.”

LC

Artículos relacionados