Citgo empieza a ser afectada por las unilaterales sanciones de Trump a Venezuela

Citgo empieza a ser afectada por las unilaterales sanciones de Trump a Venezuela

Las recientes sanciones del presidente estadounidense, Donald Trump, contra Venezuela enfocadas especialmente en dañar la operatividad de la estatal petrolera venezolana PDVSA, y que buscan asfixiar al Gobierno del Presidente Nicolás Maduro, han comenzado a afectar a su unidad Citgo Petroleum, en el país norteamericano, lo que dificultaría la posición de la refinería para obtener los créditos que requiere para comprar crudo.

Gracias a las penalizaciones unilaterales de Trump, promovidas por la solicitud diligente de algunos sectores de oposición, menos proveedores de petróleo están dispuestos a vender cargamentos a Citgo mediante préstamos abiertos y, en lugar de ello, requieren prepagos o letras bancarias para suministrar crudo a la red de refinación con capacidad para procesar 749.000 barriles por día. Dos fuentes de proveedores de crudo canadienses dijeron que sus compañías ya no harán negocios con Citgo directamente y que han comenzado a vender cargamentos a través de terceras partes para evitar el riesgo crediticio.

Las tres refinerías de Citgo en Estados Unidos, situadas en Illinois, Texas y Luisiana, representan alrededor del 4 por ciento de la capacidad doméstica de procesamiento. Se trata de importantes proveedores de gasolina, diésel y combustible para aeronaves. Si los problemas financieros elevan el costo de la obtención de crudo, sus ganancias se verían afectadas, lo que haría a la compañía menos competitiva.

Citgo había permanecido inmune a las complicaciones de fondos de su matriz PDVSA hasta este año. Pero las sanciones que Estados Unidos ha aplicado, en los últimos meses, contra funcionarios venezolanos, ejecutivos de PDVSA y las emisiones de deuda del país Bolivariano han disuadido a los bancos y proveedores de extender incluso créditos de rutina.

El Gobierno estadounidense no emitió sanciones que afectan directamente los acuerdos de crédito existentes de Citgo o PDVSA. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo en agosto que “el financiamiento de corto plazo para buena parte de las operaciones comerciales” entre Estados Unidos y Venezuela, incluyendo el suministro petrolero, quedaba exento. Citgo declinó emitir comentarios y aunque no fue sancionada directamente en agosto, su nombre no debe aparecer en transferencias de dividendos o distribución de ganancias a su matriz o al Gobierno de Venezuela.

La unidad ha provisto casi 2.500 millones de dólares en dividendos a PDVSA, desde el 2015, según Fitch Ratings. Esta restricción encendió las alarmas entre sus socios bancarios y de operaciones financieras en Estados Unidos. Como resultado, Citgo está “intentando renegociar sus términos de suministros”, dijo un operador de una firma que pide a Citgo pagar por adelantado sus compras. A la compañía le preocupa el elevado riesgo de una moratoria de deuda, además de las sanciones que pesan sobre Venezuela.

CC

Artículos relacionados