Cataluña es la joya económica de la corona española

Luego de dos días de represión brutal y protestas en Cataluña, el Rey Felipe VI de España le dio la cara al mundo para condenar la iniciativa independentista de los catalanes y su referéndum del pasado 01 de octubre.

Felipe, quien no hizo mención sobre la brutal represión de los cuerpos de seguridad de España contra los catalanes, expresó que el gobierno de Cataluña «puede poner en riesgo la estabilidad económica y social de toda España».

Y es que históricamente las monarquías han defendido primero su economía antes que los derechos de sus ciudadanos, lo mismo que los territorios y el usufructo de éstos, por encima de quienes labraban la tierra.

En pleno siglo XXI, Felipe deja claro en su mensaje que la preocupación principal de España no es que la ciudadanía de Cataluña ejerza su derecho a decidir sobre su soberanía, no; lo que le quita el sueño al Rey es el 19% del PIB que este territorio deja a la España de la decadencia.

Según datos del INE, Cataluña concentra casi un 19% de la capacidad de producción de España (211.819 millones de euros de PIB en 2016) y el 16% de la población (7,41 millones de habitantes), con lo que la riqueza per cápita es superior a la media del país.

El PIB per cápita en Cataluña en el año 2016, (indicador de la calidad de vida de los ciudadanos) fue de 28.590€ euros, frente a los 24.100€ euros de PIB per cápita en España.

Esta cifra significa que sus habitantes están entre los que tienen mejor nivel de vida de España, ya que ocupan el 4º puesto en el ranking de PIB per cápita de las Comunidades Autónomas.

El desplome económico de España sin Cataluña

Almudena Semur, coordinadora del servicio de estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE), aseguró recientemente que la independencia de Cataluña ocasionaría un desplome del 20% del PIB de España, lo que sería catastrófico.

«La deuda se triplicó, subieron con fuerza los impuestos y se redujo el gasto público, con el consiguiente perjuicio al Estado del bienestar, con un desplome del 20% el daño sería mucho peor”, indicó Semur.

Un estudio del HSBC considera que “sin la aportación de Cataluña, la economía española será levemente superior a la de Países Bajos”. Este estudio revela que España pasaría de «la quinta a la sexta posición por PIB de la UE al perder 411.210 millones de euros anuales», según las cifras del 2016 que maneja el banco inglés.

Todo esto indica que la independencia de Cataluña pondría en jaque a la economía española. La compañía de servicios financieros con sede en Londres, que opera a nivel mundial, Barclays PLC, señaló que la incertidumbre vivida en los últimos meses tuvo repercusión en la rentabilidad de los bonos españoles.

Se pudo conocer también que JP Morgan, el mayor banco de EE.UU. recomendó a los inversores vender los bonos de deuda española y sustituirlos por los de Portugal y Alemania.

Mientras los catalanes luchan por una verdadera independencia y su derecho a no pertenecer a un gobierno en completa decadencia, el Reino de España concentra sus fuerzas en no perder a la verdadera joya de la corona: Cataluña.

AMR

Artículos relacionados