Bullying financiero pese a fiel pago de la deuda externa

Recientemente, el presidente venezolano Nicolás Maduro llamó a sus acreedores a refinanciar la deuda externa venezolana, valorada en 150 mil millones de dólares. Para muchos voceros políticos y económicos vinculados a la oposición venezolana, esto se traduce en la incapacidad total del Estado venezolano de cumplir con los compromisos adquiridos en deuda soberana. Pero, ¿realmente es así?

Pese al fiel cumplimiento de los pagos, cada vez que se acerca la fecha en que el Estado venezolano debe honrar sus compromisos financieros, aparecen en la prensa internacional supuestos “temores” de incumplimiento de pago profetizando un “inminente” default o cesación de pagos. Ni hablar cuando el gobierno dura un día o más en pagar las deudas, debido a los diversos obstáculos que debe sortear como el bloqueo financiero impuesto desde Washington.

Alrededor del 97% de los ingresos de Venezuela son por venta de petróleo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un artículo publicado por agencia de noticias Reuters, en el pasado mes de septiembre, refleja el optimismo de muchos acreedores ante los bonos venezolanos, que pese a toda la parafernalia que los rodea, se cotizan muy bien en los mercados internacionales.

“’Los operadores del mercado están asumiendo que el país se ha retrasado en los pagos, pero que finalmente saldará el cupón, como ha ocurrido en el pasado’, dijo IFR. ‘En este punto, me inclino a decir que es un asunto técnico’, dijo Michael Roche, analista de renta fija en mercados emergentes de Seaport Global. ‘Ya hemos visto esto antes’”, señala el mencionado artículo de Reuters.

El Vicepresidente de Planificación, Ricardo Menéndez, reveló la semana pasada en una entrevista que 2016 y 2017 han “sido los dos años de mayor complicación económica donde se reportó un decrecimiento del ingreso y se contrajo el ingreso en un 87% a consecuencia de la baja de los precios internacionales del petróleo, sin embargo, se produjeron altos pagos de los compromisos internacionales”.

Pese a todos los incovenientes, los bonos venezolanos son muy “apetecibles” en los mercados internacionales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por su parte, el analista político Miguel Antonio Jaimes Niño, entrevistado por HispanTV, recordó que debido al descomunal colapso de los precios del petróleo y otros ataques a la economía nacional, Venezuela ha dejado de percibir alrededor de 100 mil millones de dólares en los últimos 4 años pero ello no ha impedido que el país caribeño cumpla con sus pagos, cancelando 71.800 millones de dólares en deudas, intereses y compromisos con otras naciones y consorcios privados.

Aun así, la agencia de calificaciones de Fitch bajó la nota de Venezuela indicando que es muy probable que el país incumpla en pagar su deuda, lo cual sube la rentabilidad de los bonos pero mina las arcas del Estado caribeño. Lo más extraño es que ello ocurre pese a que Venezuela ha honrado todos sus compromisos. Como dijo el presidente Maduro: “”Somos el país per cápita que más ha pagado deuda externa (…) Hemos cumplido hasta con el último centavo de dólar”. Como dicen en Venezuela: Si esto no es una guerra económica, se le “parece igualito”.

https://youtu.be/ueaW2ngAyRc?list=PL0ki3V4LxmT4Twtqqyc19ZYrS_pCLB4sM

Con información de Reuters, HispanTV y La IguanaTV

JA

Artículos relacionados