#VainaVerdeVT Sequía en Laguna Torca: la punta de un iceberg que amenaza a Chile

Más de 80 especies de aves e innumerable cantidad de biodiversidad marina desaparecieron finalmente de la Laguna Torca, una reserva natural y zona protegida ubicada en Vichuquén, localidad de la región del Maule en Chile, que ya se encontraba vulnerable desde los incendios ocurridos en el año 2017.

La situación, que ha sido catalogada como dantesca por defensores del medio ambiente y activistas chilenos, es apenas la punta del iceberg de una tragedia mayor que compromete los recursos hídricos de todo el país latinoamericano.

De acuerdo con Rodrigo Mundaca, activista medioambiental ganador del Premio Núremberg de Derechos Humanos 2019, la sequía no sólo afecta a los habitantes de la región del Maule sino también al 67 por ciento de la población de Chile (aproximadamente 12 millones de personas) que actualmente vive en territorios decretados zonas de emergencia hídrica o zonas de catástrofe.

“Las regiones de Atacama, Coquimbo, Valparaíso, 17 de 18 comunas rurales de la Región Metropolitana y la Región de O´higgins, han sido clasificadas como zonas de emergencia hídrica por sequía. Dos de ellas, Coquimbo y Valparaíso, también fueron declaradas zonas de catástrofe por el mismo fenómeno”, explicó Mundaca a medios chilenos el pasado 12 de febrero.

Para el activista, la responsabilidad de esta situación recae sobre empresas hidroeléctricas e industriales de la agricultura que han despojado a las poblaciones de su legitimo derecho al agua. Esta teoría es apoyada por el estudio de Escenarios Hídricos 2030, que establece que el consumo de agua en Chile es liderado por las plantaciones forestales que ocupan un 57% de los recursos acuíferos, le sigue el sector agrícola con un 37% y luego el agua potable (destinada al consumo humano) sólo con un 2%.

La situación, denunciada incansablemente por las comunidades aledañas a las zonas afectadas, obligó a la Corporación Nacional Forestal chilena (Conaf) a cerrar diferentes puntos turísticos en todo el país por la contingencia. Una decisión que afecta el desarrollo económico de los sectores más vulnerables del país. En total, son 10 los embalses ubicados entre el Maule y Valparaíso que presentan niveles críticos de sequía.

Embalse El Yeso: mucho más que una tragedia

Activistas han denunciado que otra reserva acuífera afectada por las políticas de saqueo impuestas por los gobiernos chilenos es la del embalse El Yeso, ubicado en la cordillera de la región Metropolitana, que se encuentra totalmente seco por la extracción de un porcentaje de las aguas canalizadas hacía la central hidroeléctrica Alto Maipo.

De acuerdo con el último reporte, el agua en esta represa copa sólo un 37% de su capacidad. Explica Mundaca que la sequía es un fenómeno que siempre ha existido y que el problema real que no permite a este y otros embalses recuperarse es que se está saqueando el agua para utilizarla con fines comerciales.

“La usurpación del agua, que seca ríos y afecta el ecosistema se repite en todo Chile, todo esto debido a el supuesto progreso, pero que realmente es un retroceso completamente destructivo. Pan para hoy, hambre para mañana. Estamos sumergidos en un sistema que avala la destrucción por sobre el cuidado ambiental, a costa de maximizar la ganancia sin importar el cómo. Este sistema codicioso, egoísta y depredador nos está matando poco a poco, a todos nosotros, a los animales y al planeta, basta de priorizar el dinero, la vida es mucho más importante”, señala al respecto el activista Kurt Moore.

https://www.instagram.com/p/B5-7MH3nM3D/?utm_source=ig_web_copy_link

Como parte de las acciones que impulsan los chilenos para detener el saqueo de sus recursos hídricos, organizaciones defensoras del medio ambiente preparan el octavo Encuentro Plurinacional por el Agua y los Territorios que se efectuará los días 28 y 29 de febrero, así como el 1 de marzo de este año en Panguipulli, región de Los Ríos (Chile).

En este evento buscan definir las propuestas que elevarán ante las autoridades que lideran el plebiscito en ese país, de cara a la creación de una nueva Constitución. Entre sus objetivos se encuentran garantizar los derechos de la Naturaleza y la elaboración de un nuevo código de aguas. Asimismo, convocaron varias marchas por el derecho al agua y la desprivatización de los recursos hídricos el próximo 22 marzo, con las que esperan tomar todas las plazas del país.

Andreína Ramos Ginés/ VTActual.com

#VainaVerdeVT Contaminación ambiental es una deuda del transporte y el uso de energía

Artículos relacionados