#VTalPasado 25 de abril: el día que selló el fin de la democracia representativa en Venezuela

El 25 de abril de 1999, la larga tradición electoral establecida por los dictámenes de la democracia representativa en Venezuela, llegaría a su final. Una elección sin precedentes, única e inédita daría paso a un nuevo proyecto nacional que transformaría por completo el destino del pueblo venezolano.

Por primera vez en la historia política del país, se celebraba un referéndum consultivo a fin de escuchar la opinión del electorado sobre la necesidad de conformar una Asamblea Nacional Constituyente que redactaría una nueva constitución. Atrás quedaba la vieja forma de hacer política por parte de los pequeños grupos de poder que, a nombre de la representatividad, excluían y decidían a su antojo los asuntos de interés nacional.

El poder constituyente

Desde la aparición de Hugo Chávez Frías en el escenario nacional aquella mañana de febrero de 1992, el sistema puntofijista entraría en una nueva crisis. Pero sería a partir de 1994, luego de salir en libertad, cuando Chávez trastocaría decisivamente al poder establecido, al presentar su idea de la Constituyente.

En una entrevista con el periodista José Vicente Rangel, expresaría que: “…la única vía en este momento que pudiera garantizar la paz futura de la nación sería convocar una Asamblea Nacional Constituyente…”

El 26 de marzo de 1994, Hugo Chávez sale en libertad y hace una promesa de recorrer el territorio nacional para iniciar un camino de transformación profunda junto al pueblo venezolano

Entre los años 1994, 1995, 1996 y 1997, Chávez inició una ardua tarea de exposición y difusión de la necesidad constituyente, teniendo como instrumento político y organizativo al Movimiento Revolucionario 200 (MBR-200).

Al presentar la bandera constituyente, Chávez fortaleció su propuesta y no solo habló de la necesidad de una Asamblea Nacional Constituyente, sino que la misma, como señaló en varias oportunidades, tenía una “proyección histórica” y por consiguiente, formaba parte de algo más completo. Así se fortaleció la idea del poder y el proceso constituyente.

Llegaba el año 1997. Se aproximaban nuevas elecciones presidenciales y tras la evidente negatividad por parte de las elites de poder de convocar a la constituyente, Chávez y su movimiento, deben tomar una decisión política transcendental. Es así como el 19 de abril de 1997, en una asamblea realizada en la ciudad de Valencia, en el actual estado Carabobo, el MVR-200 decide participar en el camino electoral y postular a Chávez como candidato presidencial.

Desde este momento, Chávez comienza una ofensiva política al convertir su movimiento organizativo en una plataforma política con el nombre de Movimiento Quinta República (MVR). Meses después, pese a los artificios de los partidos tradicionales por hacerse del poder, Chávez ganó las elecciones de diciembre de 1998 con el 56, 2% de los votos, logrando así romper con una tradición bipartidista instalada desde 1958.

El tránsito hacia el referéndum consultivo

Tras la contundente victoria electoral, Chávez iniciaría un proceso acelerado para convocar y consultar al pueblo. Sin embargo, desde el antiguo Congreso de la República, donde las élites tradicionales aún sobrevivían, se seguían generando todos los mecanismos para obstaculizar la vía a la Asamblea Constituyente, tomando como basamento la ausencia de dicha figura en la constitución vigente de 1961.

Para los partidos puntofijistas la única vía para convocar a una Asamblea era a partir de una reforma constitucional, propuesta que chocaría con las intenciones del presidente electo, quien defendía la posibilidad de la convocatoria a partir de lo previsto en el artículo 181 de la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Electoral.

Entre este ambiente de tensión y luego de un recurso de interpelación de los artículos de la constitución y de la Ley del Sufragio, ante la Sala Política Administrativa de la Corte Suprema de Justicia (CSJ),  dicha instancia decide, en enero de 1999, que la propuesta a referéndum es plenamente constitucional.

En el acto de toma de posesión como presidente de la República de Venezuela, Hugo Chávez Frías realiza su famoso juramento ante «la moribunda constitución» y da inicio al proceso constituyente de 1999

Es así como el 2 de febrero de 1999, luego del acto de toma de posesión del cargo como Presidente de la República, Chávez emite el decreto N°3, mediante el cual establece la convocatoria a referéndum con las siguientes preguntas: “1- ¿Convoca usted a una Asamblea Nacional Constituyente con el propósito de transformar el Estado y crear un nuevo ordenamiento jurídico que permita el funcionamiento efectivo de una Democracia Social y Participativa?

2- ¿Está usted de acuerdo con las bases propuestas por el Ejecutivo Nacional para la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, examinadas y modificadas parcialmente por el Consejo Nacional Electoral en sesión de fecha Marzo 24, 1999, y publicadas en su texto integro, en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela N° 36.669 de fecha Marzo 25, 1999?

Por su parte, el antiguo Consejo Supremo Electoral (CSE) emite el 17 de febrero, la resolución donde decide convocar para el 25 de abril, el referéndum consultivo según lo señalado por el Ejecutivo Nacional.

Nueva campaña de descrédito y triunfo del Sí

Los representantes de la oposición a Chávez, seguían señalando la inconstitucionalidad de la convocatoria, interponiendo ante el CSJ, recursos de nulidad de los Decretos. La Sala Política del CSJ se pronuncia ante los recursos y estudiando el caso, solicita al CSE la reformulación de la segunda pregunta sobre las bases de la convocatoria a la Asamblea.

Tras las reformulaciones, las campañas de descrédito y de lucha por el No, así como también la campaña de difusión de las preguntas para que el pueblo conociera todos los parámetros de la convocatoria, se realiza el 25 de abril de 1999 el primer referéndum consultivo a nivel nacional.

Luego de la jornada y de una participación que arrojó 4.129.547 votos, el Sí de la primera pregunta obtenía el 87, 75% y el Sí de la segunda, el 81, 74% de votos a favor. Dando así una contundente victoria popular. Lo que demostraba el interés del pueblo venezolano en impulsar, como protagonista político, los cambios profundos para refundar la república.

Y como diría Chávez a un año de la elección: “…El 25 de abril ustedes, todos nosotros, abrimos una puerta, abrimos un camino. El 25 de abril de hace un año fue el primer referéndum nacional de toda la historia republicana de Venezuela. (…) Así que este día de hoy tiene para nosotros mucha importancia y yo quiero que la asumamos hasta el alma, que la asimilemos hasta el tuétano de los huesos. El 25 de abril de 1999 abrimos las puertas y empezamos el camino de la revolución pacífica y democrática y eso tiene una importancia histórica extraordinaria, hermanos.”

Simón Sánchez/VTactual

#VTalPasado La Convención de Ocaña: una esperanza para la salvación de la patria

Artículos relacionados