Perú: canto de sirenas devenido en aporofobia para los venezolanos

Perú: canto de sirenas devenido en aporofobia para los venezolanos

Más allá de la dura presión que la guerra económica ejerce sobre los venezolanos, hay otro tipo de presión más subjetiva que merma sus mentes: la presión para emigrar.
No es mentira que a menos de tres grados de separación, cada venezolano tiene a alguien que se ha ido del país. Pero tampoco es mentira que salir «a abrirse camino» también se ha convertido en una suerte de moda, sobre todo en los más jóvenes, aquellos que tiene poco que perder… O eso creen.

Las cifras no oficiales hablan de cerca de 400 venezolanos saliendo por Cúcuta diariamente. Mientras que el discurso oficial, sostiene que muchos de ellos quieren regresar, tras haber sufrido las más duras vejaciones fuera de su frontera.
Este lunes, 89 venezolanos que hicieron contacto con la embajada venezolana en Lima, fueron repatriados en un avión de la aerolínea estatal Conviasa en un vuelo gratuito, según informó un comunicado del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela.
De  acuerdo a la nota :
«la realidad con la que se encontraron fue muy diferente a los cantos de sirena que les ofrecieron: reportan haber sido sometidos a indecibles vejaciones, a trato cruel e inhumano, a muestras infames de xenofobia y de delitos de odio; lo más brutal, es que todas estas expresiones de inhumanidad han sido y son alentadas por centros de poder de las oligarquías y los gobiernos de derecha de este continente
Desde inicio de año, han saltado a los titulares los terribles tratos que han denunciado los venezolanos en el exterior; pero el caso de Lima se tornó escandalizante, cuando una pancarta que rezaba «#Perú Sin Venezolanos ¡Ya Basta!» fue colgada en un puente de la capital peruana. Lo más paradójico es que ha sido precisamente Perú, con el llamado «Grupo de Lima» el promotor de la propaganda de guerra más dura en la región contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.
Pero a una escala menor, la realidad está golpeando a quienes se dejan seducir; pues como bien lo expresó periodista argentina identificada en redes como @atttugga:
«A la gente le chupa un huevo tu procedencia siempre que no seas pobre. La ‘xenofobia’ es en realidad ‘aporofobia’ (rechazo al pobre). A nadie le molesta el afgano millonario sino el que necesita ayuda»
KP

100 migrantes venezolanos obligados a volver a casa

Artículos relacionados