La nueva manzana de la discordia entre Venezuela y Colombia

Luego que investigaciones realizadas por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que señalaran al coordinador del  partido político de derecha Primero Justicia (PJ), Julio Borges, como uno de los principales autores intelectuales del magnicidio en grado de frustración contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el Gobierno de Colombia ha decidido otorgar asilo político al exparlamentario de la Asamblea Nacional (AN), en desacato.

Esta acción pone en una situación tensa, las relaciones entre ambos países, ya que en reiteradas ocasiones el Jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro ha denunciado la vinculación del exmandatario Juan Manuel Santos y a la oligarquía colombiana, con los intentos de derrocar su Gobierno.

El pasado 8 de agosto, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) emitió una orden de captura para Julio, Borges, asimismo, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) el mismo día ordenó el allanamiento de su inmunidad parlamentaria, por lo que la iniciativa del Gobierno colombiano es considerada como una acción que interfiere con la justicia venezolana.

Según las autoridades han manifestado que de acuerdo con sus investigaciones, las personas que se encuentran detenidas por este caso, han reiterado la participación del exdiputado en el delito.

Por su parte,  la Cancillería de Colombia difundió en un comunicado que los señalamientos contra el mandatario saliente carecen de fundamento, pero el pasado mes de julio Santos aseguró que “la caída de Nicolás Maduro la veo cerca, ese régimen se tiene que desmoronar”.

YR

Aumenta el número de implicados en el intento de magnicidio en Venezuela

 

 

Artículos relacionados