Venezuela reacciona al nuevo “falso positivo” de Iván Duque

Un nuevo «falso positivo» contra Venezuela intentó aplicar el presidente de Colombia, Iván Duque, este jueves. Tras una bochornosa acusación -meses atrás- en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el pupilo de Álvaro Uribe ahora «asegura» sin pruebas que el Gobierno de Nicolás Maduro negocia la compra de misiles con Irán.

Ante esta denuncia infundada, el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, se pronunció. «Hoy, el asesino seriado responsable de las masacres y crímenes en Colombia, Iván Duque Márquez, intenta desviar de nuevo la atención hacia Venezuela lanzando como señuelo la estrategia del falso positivo, aprovechándose de la situación geopolítica«.

En sus señalamientos, Duque acusó a Padrino López de participar en las negociaciones por los misiles. Al respecto, el ministro afirmó que el colombiano quiere «vender» que Venezuela importa terrorismo, solo para desviar la atención sobre las masacres que vive su país.

«Como alumno aventajado en el arte de mentir de su maestro, Álvaro Uribe, hoy preso por la justicia de su país, diseña reconducir un caliche semejando la crisis de los misiles cubanos, para intentar hacer creer a la opinión internacional que Venezuela importa terrorismo», denunció Padrino López.

Asimismo, aseguró que Duque busca ocultar el asesinato de cientos de líderes sociales durante su mandato. «Sus deleznables prácticas son ejecutadas, en la mayoría de los casos, por paramilitares y narcotraficantes, históricamente protegidos por la oligarquía colombiana», enfatizó.

Respuesta diplomática a Iván Duque

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, también rechazó y condenó las acusaciones infundadas del mandatario colombiano. A través de Twitter, el canciller atribuyó las palabras de Duque a un intento por desviar la atención de las tragedias que patrocina su Gobierno.

Las relaciones entre Caracas y Bogotá viven sus peores momentos desde enero de 2019. Duque secunda el plan golpista de Washington y reconoce a Juan Guaidó como autoproclamado presidente «interino». Así, alienta constantemente el derrocamiento del presidente constitucional Nicolás Maduro.

Desde entonces, Caracas viene frustrando varios intentos de golpe militar, siendo el último la fallida Operación Gedeón, en mayo. En esa ocasión un grupo de militares disidentes venezolanos y varios mercenarios norteamericanos intentaron infiltrarse al territorio venezolano desde Colombia para asestar un golpe de Estado.

NB / VTactual

Plan Colombia “repotenciado” y su relación con Venezuela

Artículos relacionados