500 años o más tienen pinturas indígenas en esta isla abandonada

Mona, isla abandonada que se encuentra entre República Dominicana y Puerto Rico, tiene miles de pinturas de la tribu de indios taínos, y fueron halladas por un grupo de investigación arqueológica que cuenta con especialistas del Centro de Estudios Avanzados puertorriqueño y el Museo Británico, además de las universidades inglesas de Cambridge y Leicester.

Se trata, dicen los investigadores, de la mayor cantidad de este tipo de arte taíno que se ha encontrado en el mundo, y consta de figuras mezcladas de cabezas de animales con caras humanas, además de figuras geométricas que se entrecruzan, de un estilo que hasta el momento no se conocía.

Aún faltan más de 70 de las cuevas de la isla por explorar en la investigación, pues la misma consta de más de un centenar. Por esta razón, se prevé que el hallazgo crezca conforme pase el tiempo.

De entre los siglos XIV y XV datan la mayor parte de las obras presentes en la roca de las cuevas, realizadas con técnicas que incluían la utilización del guano (excremento de murciélago) y resina vegetal para una mejor adhesión a la superficie de esos espacios, considerados como sagrados por su importancia religiosa en las sociedades taínas.

«Para los millones de indígenas que vivían en el Caribe antes de la llegada europea, las cuevas representaban portales espirituales», dice al respecto uno de los expertos del Museo Británico, Jago Coope. «Por lo tanto, estos nuevos descubrimientos captan la esencia de sus sistemas de creencias y los pilares de su identidad cultural», finaliza.

Una de las pinturas halladas por el grupo de investigadores. Foto: Museo Británico.

JI

Artículos relacionados