Buscan prolongar la noche como estrategia contra el gobierno venezolano

“Hay dirigentes del más alto nivel de la oposición involucrados en un plan para atentar contra los servicios eléctricos, servicios de gasolinería, servicios de agua; es una campaña para generar desasosiego, descontento, y llamo al pueblo a salirle al paso a esta campaña terrorista”, denunció hace unos meses el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Se trata de una jugada que se une a lo que el Gobierno de Venezuela señala como una guerra económica, con la que empresarios acaparan y especulan con la comida y productos básicos para los venezolanos con el propósito de obtener rédito político.

En ese contexto, ya hay sectores enteros prácticamente aislados, pues se han robado los cables que conecta la Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela (CANTV), con los que la población queda sin servicio telefónico y de internet y se afectan los puntos de venta. Pasa lo mismo con la electricidad.

La mayoría de las veces, estos trabajos son ejecutados por expertos; sin embargo, muchas otras, quienes emprenden esta acción pagan con su vida el delito. Ocurrió, una vez más este miércoles, cuando un joven murió tras una fuerte descarga eléctrica mientras estaba montado en un poste robando un cable de alta tensión. Esta situación se ha repetido incontable cantidad de veces en todo el país.

El ministro para la Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, ha informado sobre todas las acciones de sabotaje que han sido frustradas, así como la cifra de personas fallecidas intentando cortar los cables: hasta la fecha van 40 muertos.

Tanto CANTV como CORPOELEC y otras empresas dedicadas a brindar estos servicios públicos han activado salas situacionales para prevenir el avance de estas mafias, en conjunto con el ministerio para Relaciones Interiores, Justicia y Paz. Hasta la fecha, los resultados no han sido favorables para sus autores intelectuales, pues la derecha volvió a tener un revés electoral en los comicios regionales del domingo 15 de octubre.

Lisber Río, integrante de una Mesa de Telecomunicaciones en el estado Miranda, instancia con la que el poder popular gestiona los servicios en esta materia, declaró a Vtactual.com que “es mucha casualidad” que busquen la incomunicación del pueblo. “Es parte de la jugada política. Aún así eso no ha hecho que las personas cambien de opinión, eso quedó demostrado el domingo con el resultado de las elecciones aquí en Miranda“, sentenció.

JS

Artículos relacionados