Hollywood se resta influencia y EEUU pierde “poder blando”

Hollywood se resta influencia y EEUU pierde “poder blando” / Foto: VTactual

Con el declive ideológico de Hollywood, EE.UU. ve perder su “poder blando”, ese que inocula en las mentes de miles de millones de personas en todo el mundo y sobrevalora, a través de su gran industria cinematográfica, “la manera americana de vivir y de hacer política”.

Al menos es lo que refiere la columnista rusa Viktoria Nikíforova en vísperas de la ceremonia 91 de los premios de la Academia, los Óscars, a través de un artículo para el periódico ruso Vzglyad, en el que advierte del “colapso de este imperio ideológico” que “ocurre en silencio y pausadamente, como si se grabara a cámara lenta».

Hollywood se resta influencia y EEUU pierde “poder blando”
El “colapso de este imperio ideológico ocurre en silencio y pausadamente, como si se grabara a cámara lenta» / Foto: AMPAS

De hecho, señala que la responsabilidad “no la tienen los escándalos de los últimos años”, sino “la crisis orquestada por la farándula estadounidense que profundiza en sus conflictos interiores, incomprensibles para la gente normal”.

¿Se está acabando el estilo clásico?

En tal sentido, cree que la lucha por los derechos de las minorías, sobre la corrección política y el acoso sexual, por ejemplo, acaba con el gran estilo clásico de Hollywood, toda vez que para los responsables de los Óscar los méritos artísticos de los filmes dejaron de importar ante las prioridades políticas y sociales.

También afirma que, entre 1980 y 1990, la premiación era el programa de televisión más popular del mundo, con una audiencia de mil millones de personas, pues algunos medios especializados aseguran que desde hace tres años la audiencia global total no supera las 27 millones de personas.

El alcance de las minorías según Nikíforova

Nikíforova teme que esta cifra aún esté lejos de la realidad y expone que  hay tres películas nominadas al Óscar 2019 dedicadas a la lucha de los negros (Black Panther, Black Clanist y Green Book), mientras que dos, Bohemian Rhapsody y Favorite, muestran la vida de gays y lesbianas.

Con ello pasa a explicar que pese a que “todo está bellamente filmado, expresado de manera notable e interpretado profesionalmente, no hay tantos gays, lesbianas y negros en el mundo para que este cine se convierta en popular y sea el preferido del público por muchos años». Bastaría saber qué opinan esas «minorías” de esta tesis.

FF

Artículos relacionados