Oposición venezolana continúa sin una ruta unitaria

Venezuelan opposition leader and Miranda State governor Henrique Capriles(L) is seen next to the president of the Venezuelan National Assembly Henry Ramos Allup (C white shirt) and the secretary general of the Democratic Unity Roundtable (MUD) Jesus “Chuo” Torrealba (R) during a demostration in Caracas on May 11, 2016. With helmets, shields and bulletproof, military and Venezuelan police vests prevented Wednesday the advance of thousands of opponents who tried to reach the headquarters of the National Electoral Council (CNE), to demand accelerate the process of a recall referendum against President Nicolas Maduro. / AFP PHOTO / FEDERICO PARRA

Oposición venezolana continúa sin una ruta unitaria

La falta de unidad en torno a las decisiones políticas y acciones para lograr el objetivo de sacar a Nicolás Maduro de la presidencia de Venezuela, parece ser la única fortaleza dentro de la oposición venezolana.

Entre desacuerdos y contradicciones, la Asamblea Nacional declaró el abandono del cargo del presidente Nicolás Maduro, aún cuando el mandatario se encuentra en pleno ejercicio de sus funciones, lo cual ha sido catalogado como incostitucional por algunos partidario de la oposición.

Desincorporación de diputados de Amazonas, punto de fricción

El primer paso que la directiva de la AN planteó antes de la declaratoria de abandono del cargo del presidente, fue la desincorporación de los diputados de Amazonas, Julio Ygarza, Nirma Guaruya y Romel Guzamana, cuyas proclamaciones fueron impugnadas por el Tribunal Supremo de Justicia por estar incursos en fraude electoral e irregularidades en los comicios efectuados el 6 de diciembre de 2015 para elección de diputados y diputadas del parlamento Venezolano. El incumplimiento de esta orden emanada por el TSJ colocó al parlamento en condición de “desacato”, por lo tanto el máximo órgano de justicia declaró absolutamente nulos los actos del parlamento.

Tras varios meses en desacato, finalmente el parlamento decidió la desincoporación de los diputados con la finalidad, según expresó el presidente del parlamento Julio Borges, “quitarle las excusas de desacato del Poder Legislativo al gobierno nacional”. Sin embargo, tal decisión no goza de legalidad dado que la actual junta directiva designada el pasado 05 de enero, se eligió antes de la desinorporación de los diputados de Amazonas y estando la AN en condición de “desacato”.

Esta acción generó rechazo por parte de los partidos Voluntad Popular, Vente Venezuela y Alianza Bravo Pueblo, quienes manifestaron públicamente su disconformodiad:

Segunda fricción: abandono del cargo

Lo que aparentemente parecía una decisión consensuada entre los partidos de oposición que conforman la coalición de la Mesa de la Unidad, resultó ser la segunda razón de discrepancias entre algunos.

El partido Avanzada Progresista (AP) salvó su voto durante el debate en la Asamblea Nacional sobre el abandono del cargo por parte del presidente de Venezuela y argumentó  a través de un comunicado  que dicha declaratoria  “no es posible sostenerla dentro del marco constitucional ni en el ámbito jurídico (…) dado que no obedece a criterios sólidos, constitucionales y objetivos, lejos de contribuir a abrir caminos para la resolución de los problemas nacionales lo que hace es complicarlos aún más trayendo desesperanza, desilusión y engaño a las grandes mayorías“.

Por su parte, el gobernador del estado Lara, Henri Falcón instó a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a “hablar con la verdad”, ya que, a su juicio, se debe evitar generar “falsas expectativas, frustraciones y desconfianza”.  Falcón sostuvo además que la MUD no consultó esa declaratoria con todos sus miembros.

AMR

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados