El narcisismo de Guaidó y su papel en la Guerra contra Venezuela

Se vivió una relativa calma en diciembre y pudimos comernos las hallacas en paz. Sin embargo, para enero (y hoy solo estamos a 6 de enero) se presentan de nuevo tiempos tormentosos, y esto debido a que se abrió una clara diferencia en la oposición.
Al margen de las contradicciones internas que la oposición venezolana ha tenido durante muchos años,  hoy aparece claramente diferenciada en dos tipos: un factor que con quien es posible el diálogo y la convivencia democrática, aunque se tengan posiciones disímiles y encontradas. El otro factor, está representado por Juan Guaidó que cree todavía en la confrontación violenta y para ello ha venido desarrollando con el Imperio norteamericano una Guerra de Cuarta Generación contra el pueblo venezolano, que ha tenido las más desastrosas consecuencias y ha desestabilizado el país hasta niveles indecibles y ha arrastrado al pueblo venezolano a penurias inenarrables.
La una tomó la Presidencia de la Asamblea Nacional (aún en desacato) ayer 5 de enero de 2020 y la otra armó una Asamblea Nacional paralela, (cosa que ya es costumbre en el diputado Guaidó) y se prepara para la confrontación directa apoyada por los E.E.U.U. 
Guaidó instaló un parlamento paralelo en la sede de un periódico venido a menos
Esta último factor de la Oposición se ha caracterizado por llevar a cabo las acciones más ruines y espantosas que van desde atentar contra el Sistema Eléctrico Nacional generando apagones, atentar contra el Metro, Golpes de Estado, Guarimbas durante cuatro meses donde el color del cielo siempre era negro por la cantidad de cauchos que se quemaban diariamente y se tenía como costumbre trancar la autopista del Este, aunque esto significara que se paralizara la ciudad y el país. En estas guarimbas atentaron contra establecimientos y personas; quemaron maternidades y preescolares y llegaron a quemar vivas a varias personas. Este es el talante de este  desquiciado sector de la oposición. 

Hacer política desde la insania mental

Lamentablemente, el ciudadano opositor de a pie solo tenía para escoger a este sector. No había más alternativa. Resulta lógico pensar que no  todo el mundo debe estar de acuerdo con la Revolución Bolivariana ni con el Gobierno de Nicolás Maduro. Pero el uso de la palabra como herramienta para dirimir las diferencias no estaba en el repertorio de conductas de esta oposición enferma.
Justamente este es el principal síntoma del “TRASTORNO DE CONDUCTA INFRASOCIALIZADO AGRESIVO” como lo cataloga el DSM IV (No me gusta el DSM V).  Tiene diferentes nombres; Conducta Disocial, Sociopatía, pero el nombre con lo que todos lo identificamos mejor es el de PSICOPATÍA. 
Para llevar a cabo los planes terribles de la oposición enferma hay que incendiar el país (Esto lo hicieron literalmente) y para esto se necesitaba un personaje que liderara a la oposición desquiciada con unas características de personalidad especiales. No cualquiera podía ser líder de una oposición que miente descaradamente, que manipula, que engaña, que roba mientras se quema viva a una persona y se permite que el pueblo sufra mientras se eleva el dólar paralelo de manera inmisericorde a Bs. 78.000.En otras palabras, su líder debe ser un psicópata. Las características de personalidad de la Psicopatía son:
1. Muestra impasividad, e incluso frialdad, y falta de empatía con los sentimientos de los otros.
2. Manipulador, con cierto encanto personal, capaz de conseguir lo que quiera de los demás.
3. En su grado extremo se muestra eminentemente transgresor de las normas sociales de convivencia, caracterizado por su conducta criminal y su crueldad.
4. Falta de culpa y de remordimiento en aquello que hace, a sabiendas del daño que pueda estar causando.
5. Tienen una capacidad de juicio claro, distinguiendo entre el bien y el mal, con una inteligencia normal e incluso a veces superior a la media.
6. Con incapacidad para formar relaciones personales o sociales sanas, estables y duraderas.
7. Pensamiento y conducta guiados por el raciocinio y el pragmatismo, con un escaso papel otorgado a los sentimientos, imbuido de lo que algunos autores han denominado narcisismo social.
8. No suelen sentir miedo ni responden temor al castigo de sus actos.
9. No tienen en consideración la opinión de los demás, y no sufren tensión por la desaprobación social por sus actos.
10. Son personas aparentemente controladas, que tratan de llevar una vida normal, ocultando sus verdaderas tensiones e intenciones.
11. Son personas que no huyen de las situaciones de estrés y de riesgo, sino que lo buscan.
12. En algunos casos pueden mostrarse irritables e irascibles, pudiendo desencadenarse una situación de violencia física o verbal sin que haya motivo aparente para ello.
13. Los psicópatas son personas que, además, suelen mostrar conductas adictivas, ya sea en el ámbito comportamental como en el caso de la cleptomanía o del consumo de sustancias ilegales.

El narcicismo de Guaidó

Pero además, cuando el panorama político se le complica, como por ejemplo con la derrota electoral del 5/ene en la A.N. el hecho de salir a armar otra Asamblea Nacional paralela también se requiere unas características de personalidad particulares. Al margen de que sea E.E.U.U. quien se lo ordene, se necesita una persona que tenga la estructura psíquica necesaria para llevarlo a cabo. No cualquiera podría. Se necesita una persona que requiera de atención continua y que esto alimente su EGO, se necesita de un Narcisista. Las características psicológicas del Narcisismo son:

1. Tiene un grandioso sentido de autoimportancia (p. ej., exagera los logros y capacidades, espera ser reconocido como superior, sin unos logros proporcionados).
2. Está preocupado por fantasías de éxito ilimitado, poder, brillantez, belleza o amor imaginarios.
3. Cree que es «especial» y único y que sólo puede ser comprendido por, o sólo puede relacionarse con otras personas (o instituciones) que son especiales o de alto status.
4. Exige una admiración excesiva.
5. Es muy pretencioso, por ejemplo, expectativas irrazonables de recibir un trato de favor especial o de que se cumplan automáticamente sus expectativas.
6. Es interpersonalmente explotador, por ejemplo, saca provecho de los demás para alcanzar sus propias metas.
7. Carece de empatia: es reacio a reconocer o identificarse con los sentimientos y necesidades de los demás.
8. Frecuentemente envidia a los demás o cree que los demás le envidian a él.
9. Presenta comportamientos o actitudes arrogantes o soberbios.

Corolario

Hoy la lucha ya no es Gobierno Vs. Oposición, debe existir una oposición para equilibrar las acciones del gobierno. Esta es una dialéctica insustituible en la democracia, por ello la Oposición política es absolutamente necesaria.Hoy la lucha es Oposición Enferma Vs. Oposición Democrática. 
Los venezolanos lo han visto, en solo dos semanas cuando el dólar paralelo se ha mantenido estable, surgen los emprendimientos, la economía mal que bien, comienza a respirar. Pero cuando Guaidó y su maraña de disociales revientan el dólar paralelo, todas las iniciativas se van abajo. 
Hoy los sectores que usan el odio como arma de guerra ya comienzan a decir que la nueva directiva de la A.N. es chavista. Solo para continuar con su agenda de odio y llevar a cabo sus planes de incendiar el país, aunque esto signifique que al final solo puedan gobernar sobre las cenizas y las ruinas.
Ojalá y podamos algún día tener una oposición mentalmente sana. Recordemos a Virginia Satir:
“Las semejanzas nos unen, las diferencias nos hacen crecer”
Alfredo Carbajal

Artículos relacionados