Home Actualidad Lo que están viviendo los palestinos

Lo que están viviendo los palestinos

0

Quizás ningún asunto define de manera más marcada la línea histórica, política y civilizatoria que separa al ‘Oeste’ del Sur Global que la entidad sionista implantada en Palestina. El ‘Oeste’, con su historia de más de medio milenio de invasiones, ocupaciones, masacres, limpieza étnica y colonización, apoya a «Israel». El Sur Global, invadido, masacrado, ocupado, limpiado étnicamente y colonizado por el ‘Oeste’ durante más de medio milenio, comprende, gracias a su experiencia colectiva, lo que están viviendo los palestinos y apoya la justicia de su causa. La guerra no es solo entre los palestinos y la entidad de colonos, sino que es una lucha de la historia misma.

El ‘Oeste’ creó «Israel»

Si el Oeste hubiera actuado de manera responsable, no estaríamos al borde de una guerra regional que podría convertirse en global. El ‘Oeste’ creó «Israel» en violación de sus propios principios y en abuso de los derechos palestinos. En un momento de descolonización, la creación de una nueva entidad colonial de colonos fue una contradicción tan flagrante, una violación de principio fundamental de autodeterminación de la ONU, que la resolución de partición no habría sido aprobada por la Asamblea General en 1947 si Estados Unidos no hubiera presionado a delegaciones vulnerables.

Animales Humanos

El ‘Oeste’ luego miró mientras las milicias sionistas limpiaban étnicamente Palestina, expulsando a 750,000-800,000 personas de su tierra natal y destruyendo casi 500 de sus aldeas. Observó impasible cuando «Israel» comenzó a matar palestinos en Gaza en la década de 1950 y ha seguido sin intervenir desde entonces, negándose a castigar o contener a «Israel», sin importar la gravedad de sus crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Esto es lo que los palestinos han tenido que soportar durante casi ocho décadas, y, sin embargo, cuando responden de una manera que daña seriamente a la entidad sionista, son ellos quienes son llamados «animales humanos», como los llama Gallant.

Don Dinero

Downing Street y la Puerta de Brandeburgo se visten con la bandera israelí, y la Casa Blanca se ilumina de azul y blanco, como lo ha hecho siempre. Los medios de comunicación se entregan a un festín de odio contra los palestinos, sin entender el pasado y dando permiso a «Israel» para arrasar Gaza en venganza.

Se centran en el sufrimiento de los niños judíos y sus padres, sin mostrar interés en el sufrimiento de los padres palestinos y sus hijos. Son vistos como animales humanos, salvajes, bárbaros, una horda. La retórica de los medios es de una crueldad propia del siglo XIX.

Medio Oriente y Oriente Medio

«Israel» ha vivido en constante violación del derecho internacional desde 1948, pero el ‘Oeste’, cegado por la culpa y con profundas raíces antisemitas, no solo lo permite sino que lo autoriza, financiándolo, armando y protegiendo a «Israel» en todo momento, sin importar sus crímenes.

No es de extrañar que hayamos llegado al punto actual de una confrontación que podría envolver Oriente Medio y atraer a potencias exteriores.

Más allá de lo mediático, lo que están viviendo los palestinos y sus vecinos

Los palestinos son maltratados como si el pasado nunca hubiera ocurrido, cuando nada se puede entender excepto a través del lente del pasado. En 1948, solo fue el comienzo de una guerra abierta contra los palestinos y cualquiera que los apoyara.

Durante las décadas siguientes, en Palestina, Líbano, Siria, Egipto y Jordania, los sionistas asesinaron a decenas de miles de hombres, mujeres y niños.

En tan solo tres meses en Líbano en 1982, mataron a casi 20,000 palestinos y libaneses, casi todos civiles, bombardeándolos desde el aire, el mar y la tierra. Solo la atrocidad más horrenda, la matanza de entre 1200 y 3000 personas en los campos de refugiados supervisados por Israel de Sabra y Shatila, fue suficiente para que el ‘Oeste’ se diera cuenta, y aun así «Israel» no fue castigado.

Líbano de mis amores

En Líbano en 2006, los israelíes mataron a otras 1400 personas, incluyendo cientos de mujeres y niños: en Gaza, en 2008/9 y 2014, murieron más de 1000 personas en cada ocasión. En estos ataques, se destruyeron edificios enteros y familias enteras.

No hay una familia palestina que no haya perdido padres, abuelos, hijos, hermanos, hermanas, tías, tíos, primos y amigos en estos ataques. Hospitales, escuelas y ambulancias fueron bombardeados mientras los mismos colonos lloraban en los medios y aplaudían la muerte y destrucción al otro lado de la valla de Gaza.

La realidad de las pelis

Los francotiradores asesinan a palestinos, soldados y colonos matan impunemente en Cisjordania, donde la tierra se coloniza en violación del derecho internacional, y los gobiernos que apoyan a Israel no se inmutan.

Decenas de niños ya han sido asesinados este año, cientos a lo largo de los años. Están siendo asesinados en Gaza incluso mientras se escribe este artículo.

El nombre de cúal padre

En Jerusalén ocupada, protegidos por soldados y policía, cientos de fanáticos invaden regularmente el Haram al-Sharif, planeando y esperando el día en que Al-Aqsa pueda ser destruida.

Ninguna provocación podría ser más incendiaria para los musulmanes de todo el mundo, pero esto es lo que la entidad de colonos fomenta.

Éxito de la doctrina

Los gazatíes están encerrados en un campo de concentración al aire libre, como a menudo se le describe, privados deliberadamente durante años de las necesidades básicas para ellos y sus hijos, y masacrados intermitentemente en grandes cantidades. Sin embargo, cuando finalmente se rebelan, se les culpa exclusivamente.

El Estado sionista ha convertido sus vidas en una lucha por la supervivencia, mientras que los jóvenes se divierten a poca distancia de donde los palestinos están miserablemente presos. 

¿Ha sido tan exitoso el adoctrinamiento que no saben que están bailando en tierra limpiada étnicamente?

En la década de 1990, los palestinos estaban dispuestos a aceptar el 22 por ciento de su tierra en aras de la paz, pero ni siquiera lograron eso. «Israel» ha desechado y rechazado cada iniciativa de paz propuesta por los palestinos y los estados árabes, porque no quiere compartir, quiere toda Palestina. Por la fuerza la ha tomado y por la fuerza intenta mantenerla.

Los derechos internacionales de la derecha

Dado que no existe un plazo de prescripción para el robo, los palestinos seguirán resistiendo. Eso es su derecho según el derecho internacional.

Cuentan con el apoyo del mundo musulmán, así como de cristianos y de muchos ciudadanos corrientes en Occidente que saben lo que es «Israel» y lo que ha hecho, y que no respaldan las políticas irresponsables de sus gobiernos.

Los palestinos no están solos. En el Medio Oriente, ocupan el centro de un ‘eje de resistencia’ armado y dispuesto a enfrentarse a «Israel» en defensa de los derechos palestinos y musulmanes.

Los amigos de Occidente

Animados y habilitados por el ‘Oeste’, contra todas las señales de advertencia y luces intermitentes, el régimen sionista se ha embarcado en un camino destructivo, contraproducente y autodestructivo.

«Israel» parece determinado a seguir hasta el final, causando una destrucción masiva a su pueblo, a los palestinos y a la región.)

Breve historia del holocausto a Palestina a manos del Estado de Israel

En la actualidad, la situación en Palestina se ha convertido en un conflicto cada vez más polarizado y trágico, donde las voces críticas son ahogadas por una narrativa mediática que a menudo parece ignorar la historia y los derechos fundamentales del pueblo palestino.

Desde su creación en 1948, «Israel» ha violado repetidamente el derecho internacional, desatando una serie interminable de conflictos y sufrimientos para los palestinos.

La historia de Palestina es una historia de expulsiones, masacres y ocupación, una historia de resistencia desesperada frente a un Estado que busca apoderarse de toda Palestina por la fuerza.

Mi mentira favorita

La comunidad internacional, en particular el ‘Oeste’, ha permitido y respaldado esta conducta con su apoyo político, financiero y militar. Las víctimas de este conflicto son numerosas, y sus nombres se han perdido en las estadísticas y en las noticias que se centran en el sufrimiento de un lado mientras ignoran el de los palestinos.

Y si a ti no te duele, a mi sí

La historia de Palestina es una historia de dolor y resistencia, una historia de un pueblo que se niega a ser olvidado y que sigue luchando por sus derechos y su tierra. Es hora de que los medios de comunicación en Europa y América Latina se alejen de la narrativa sesgada y den voz a la verdad, a la historia completa de lo que está sucediendo en Palestina. No se trata solo de un conflicto, sino de una lucha por la justicia y la humanidad. La historia no puede ser ignorada ni tergiversada, y es responsabilidad de los medios de comunicación contarla de manera completa y justa. 

El holocausto en Palestina a manos del Estado de Israel no puede ser silenciada ni olvidada.

 

Frank Castellanos

Salir de la versión móvil