Iraníes critican doble rasero de EE.UU. por orden ejecutiva contra 7 países musulmanes

Iraníes critican doble rasero de EE.UU. por orden ejecutiva contra 7 países musulmanes

El gobierno de Estados Unidos ratifica su posición de doble rasero con respecto a su política exterior, afirmaron varias autoridades iraníes durante el fin de semana, luego de que el presidente Donald Trump firmara una orden ejecutiva que prohíbe temporalmente la entrada a ciudadanos de 7 países musulmanes.

“Si van a imponer un veto temporal al ingreso de los terroristas, ellos deberían realizar lo propio con los ciudadanos saudíes y otros países regionales, los cuales estaban involucrados en los atentados del 11 de septiembre”, criticó el pasado domingo el portavoz de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní (Mayles), Seyed Husein Naqavi Huseini.

La orden ejecutiva prohíbe la entrada a EE.UU. de ciudadanos de Irán, Irak, Siria, Yemen, Somalia, Libia y Sudán, pero no para Arabia Saudí, reino que en reiteradas ocasiones ha sido denunciado por financiar y armar a terroristas que combaten en Siria y son, en gran medida, el origen de la sangrienta guerra que se libra en dicho país.

Igualmente, cabe recordar que los perpetradores del ataque a las Torres Gemelas del World Trade Center en New York en 2001 eran ciudadanos saudíes, al igual que el célebre terrorista, asesinado por un comando especial estadounidenses, Osama Bin Laden.

El propósito de la medida presidencial forma parte de su lucha contra el terrorismo. No obstante, el parlamentario iraní denunció que los propios estadounidenses han creado a los grupos terroristas y ahora prohíben a los pueblos que fueron víctimas del terrorismo y su violencia extremista.

Tal es el caso del autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe), que fue entrenado y utilizado por la administración de Barack Obama para intentar derrocar al gobierno sirio de Bashar Al Assad, según afirmaciones del propio expresidente.

Del igual manera, Naqavi Huseini recalcó también que esta medida es una “clara violación” del acuerdo nuclear de Teherán con el Grupo 5+1 (EE.UU., Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), conocido como Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), por lo que Irán adoptará las medidas necesarias al respecto.

De acuerdo con el pacto nuclear iraní, ninguna conducta hostil debería ser mostrada por las partes involucradas hacia el país persa, pero “la última medida de los estadounidenses fue hostil e ignora los compromisos en este acuerdo”, afirmó el portavoz.

Por otra parte, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, escribió a través de su cuenta Twitter que “la prohibición de entrada de los musulmanes (a EE.UU.) será registrada en la historia como un gran regalo para los extremistas y sus patrocinadores”.

Destacó que esta medida demuestra las falsas alegaciones de EE.UU. sobre su amistad con la nación persa, mientras declara que sólo tiene problemas con el Gobierno de Teherán.

La Cancillería iraní también advirtió que tomará las medidas necesarias tanto legales como políticas para proteger los derechos de sus ciudadanos, y pese a distinguir entre el Gobierno de EE.UU. y la nación, “ejecutará el principio de reciprocidad”.

Con información de HispanTV

JA

Artículos relacionados