La industria turística amplía su horizonte «fuera de temporada»

La industria turística amplía su horizonte “fuera de temporada”

En los últimos años, la industria del turismo en Europa ha venido innovando en torno a una tendencia emergente «fuera de temporada», que supone a simple vista una gran oportunidad para el sector. Al punto de que algunas empresas ya se especializan en el asunto.

Se trata del turismo sénior, dirigido a un target de personas mayores de 55 años, jubilados o prejubilados, cuyos intereses a la hora de viajar, por lo general, se centran en la combinación particular de aventura, naturaleza, cultura y contacto con gente local de cada destino.

Las personas mayores de 55 años actualmente gozan de mejores condiciones económicas, de salud y mayor flexibilidad para viajar.

El mundo de las agencias de viaje cada vez está más especializado y segmentado con empresas y negocios que se dedican a este grupo reducido de clientes.

Tanto los gestores de destinos como los agentes de la cadena de valor del turismo están adaptando sus propuestas a las necesidades y preferencias de esta categoría de viajeros.

Las personas de la tercera edad resultan cada día más interesantes para las empresas turísticas.

Tanto por su poder adquisitivo como y su capacidad para realizar vacaciones fuera de temporada turística alta, las personas de la tercera edad resultan cada día más interesantes para las empresas turísticas.

De acuerdo con datos de la Oficina Europea de Estadística, conocida como Eurostat, los viajeros sénior tienen mayor preferencia en comprar paquetes de viaje que las generaciones más jóvenes.

La Eurostat revela que el 40 por ciento del gasto en viajes de larga duración de los viajeros sénior se realiza a través de los paquetes turísticos, cifra muy superior a la media europea que se sitúa alrededor del 25 por ciento.

Para 2035 se espera que, nada más en Francia, unos 21 millones de viajeros sénior tengan una capacidad adquisitiva media alta y un elevado interés por viajar y descubrir territorios que ofrezcan buenas experiencias turísticas, en función de sus intereses y motivaciones.

El 40 por ciento del gasto en viajes de larga duración de los viajeros senior se realiza a través de los paquetes turísticos.

Los prestadores de servicios turísticos, principalmente las agencias de viajes, se esfuerzan por captar a este segmento del público con atractivas promociones que premian la fidelidad del cliente.

Por ejemplo, algunas empresas se ofrecen descuentos de hasta 15 por ciento en expediciones a destinos como al monte Everest o el monte Kilimanjaro a quienes hayan contratado determinados servicios para otros viajes en al menos 15 ocasiones.

MFD

Lea más:

Huelga aérea europea, un caos anunciado para el verano

 

 

Artículos relacionados