#VTactualEntrevista Franklin González: Las grandes víctimas de la pandemia, son Siria y sus desplazados

La pandemia en Siria ha efectado mucho más que en otros países, debio a que es un país atacado por la guerra desde hace una década. Aunque el virus ha agarrado desprevenido a muchos países del mundo por la crisis sanitaria que ha provocado, en Siria la situación ha sido peor y con miras a intensificarse.

Desplazados, daños significantes de la infraestructura en todo el país, la falta de recursos del Gobierno, entre otros, son parte de los elementos que más ha afectado a esta nación desde que el 22 de marzo se presentaron los primeros casos de Covid-19. 

Aunque hasta ahora el número de contagio no excede las 500 personas, la preocupación de la nación y de las autoridades mundiales es la falta de recursos para atender la pandemia si llegara desmejorar.

Hasta el 2019 en Siria se reportaban 16,91 millones de habitantes, según en último reporte actualmente hay 328 casos confirmados de contagio por Covid-19 y 10 personas han fallecido, lo alarmante de la cifra es que hasta solo se contabilizan 128 personas recuperadas, debido a que el país no cuenta con un sistema óptimo de salud para aplicar el tratamiento indicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ayuda para Siria

Esta semana el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, pidió a la comunidad internacional un mayor apoyo para Siria y para los países que albergan a sirios desplazados, señalando que la pandemia ha hecho que la situación sea aún más difícil.

Agregó que la escala de desplazamiento provocado por la guerra en Siria es enorme, y que a nivel mundial el número de personas desplazadas por la fuerza, los conflictos, la violencia y la persecución se ha duplicado en la última década hasta llegar a 80 millones. Uno de cada seis es sirio, incluyendo a 5,5 millones que viven como refugiados en Turquía, Líbano, Jordania, Irak y Egipto y millones más que están desplazados dentro de su propio país.

“En el Líbano, siete de cada 10 hogares de refugiados han perdido sus medios de vida y apenas sobreviven. Tienen más miedo al hambre que al coronavirus. Las mujeres y los niños están especialmente expuestos. Las crecientes presiones económicas generan tensiones y socavan la cohesión social”, dijo Grandi.

El constante ataque y robo de petróleo por parte de Estados Unidos a Siria, agravaría la situación del país, pues el gobierno sirio utiliza en gran cantidad los recursos de la nación para la defensa militar.

Así lo explicó, Franklin González, sociólogo y exembajador venezolano en Polonia, Uruguay y Grecia, quien ofreció una entrevista exclusiva para #VTactual. Actualmente es profesor en la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela y asegura que el tema del conflicto en Siria es referencia mundial para entender el ataque de imperio al Mundo.

1- ¿Cómo ha manejado Siria, un país en guerra, la pandemia del Covid-19?

—El conflicto de Siria ya tiene una década, la pandemia agravará la crisis política sin duda porque el gobierno de Bashar al-Ásad, se ha enfocado en manejar los recursos para defenderse de los ataques de EE.UU., del robo del petróleo y de los ataques militares. Evidentemente el sistema de salud está deteriorado.

Cuando el país detectó el primer caso, se decretó el cierre de fronteras, la suspensión de clases en las enseñanzas primaria y secundaria y la adopción de chequeos y desinfección en lugares de acceso al público, esto en un país sin guerra es una medida de protección, en Siria es un problema porque se detiene la poca vida que hay en ese país tan afectado por la guerra de EE.UU.

Cuando refiero que la crisis se incrementará lo digo porque Siria debe dedicar grandes contingentes, tanto en personal, como en militar, y recursos para defenderse del ataque exterior.

128 personas se han recuperado de la pandemia en Siria
128 personas se han recuperado de la pandemia en Siria

3-Cómo ha sido el manejo de los campamentos de desplazados luego del Covid-19?

El Covid-19 ha evidenciado es que no es nada democrático, porque los más afectados han sido los sectores más vulnerables, los afrodecendientes, inmigrantes, desplazados, ancianos, pobres y una de las grandes víctimas de ese enemigo son sin duda Siria y sus desplazados, porque en estos campamentos hay más vulnerabilidad al contagio, no tienen recursos para tener un sistema de salud adecuado y tampoco tienen ayuda de las organizaciones internacionales, es imposible controlar el virus en espacios con aglomeración.

4-Luego del alto al fuego que se decreto en marzo cuál es la situación del país?

—Fue un respiro para Siria, porque introdujo un punto de inflexión positivo levantado por el Secretario de Naciones Unidas Antonio Guterres, lo que ha incidido de alguna manera en que la situación en Siria se haya mantenido en pausa durante estos meses, pero no se puede cantar victoria. La intención del gobierno sirio está clara, ya que el presidente de ese país no es bien visto por las potencias occidentales como EE.UU., y el virus ha logrado que esa misma potencia necrofílica se aproveche de la crisis mundial para aplicar su propósitos macabros en la región.

5-El sistema sanitario está preparado para un brote mayor de Covid-19?

—El destino de los recursos de Siria esta enfocado al sistema de defensa, la estructura ha sido destruida durante todos los años de guerra, es imposible destinarlo solo al virus, aunque sea una prioridad mundial porque EE.UU., va a aprovechar de arremeter contra las fuerzas de ese país. Lo que debe implementar el gobierno es solicitar ayuda internacional para el resguardo de la población.

No han frenado los ataques

La pandemia no ha sido suficiente para mermar los ataques a la nación, tampoco el llamado a tregua que solicito en marzo la Organización de Naciones Unidas. A mediados de junio, un ataque con drones en el noroeste de Siria causó la muerte de dos comandantes de alto rango de un grupo vinculado a Al Qaeda.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, señaló que se cree que el ataque fue perpetrado por una coalición liderada por Estados Unidos, que durante años ha tenido como objetivo a extremistas en Siria.

El ataque con drones impactó un vehículo que transportaba a los dos comandantes, uno jordano y el otro yemení, en la provincia noroccidental de Idlib, el último bastión rebelde en Siria. Idlib está dominada por milicianos con vínculos a Al Qaeda, y también alberga a tres millones de civiles.

NB/VTactual.com

#VTactualEntrevista Venezolanos de la tercera edad quieren seguir haciendo país a pesar de la pandemia

Artículos relacionados