Sacerdotes españoles encubrían a sus colegas chilenos

Tras diversas investigaciones por denuncias de abusos sexuales a niños, niñas y adolescentes, el Papa Francisco ordenó que se inicie un proceso penal contra 7 religiosos españoles de la Congregación de los Hermanos Maristas en Chile.

Mediante una investigación que llevó a cabo el sacerdote David Albornoz, se pudo recabar la evidencia necesaria que involucra a los Hermanos Maristas, en el mayor caso de pederastía protagonizado por la Iglesia Católica en el territorio chileno.

A su vez, se le acusa a la congregación de ser el epicentro de sobornos por parte de los religiosos, quienes pagaron cuantiosas sumas de dinero para tratar de silenciar a sus víctimas. Estos señalamientos fueron reafirmados por el hermano marista Mariano Varona, quien confesó los crímenes antes de su fallecimiento.

Se pudo conocer que en el 2015 se realizó un pago de 65.000 euros, en el 2017 se emitió un pago de 100.000 euros. Los delitos por violación fueron cometidos entre el 1967 y el 2016 por un total de 148 obispos.

En este sentido, el Papa Francisco a convocado a los presidentes de todas las conferencias episcopales del mundo para un encuentro, donde se pretende abordar el tema de abusos sexuales. «La idea es alinear a toda la Iglesia Universal en cómo afrontar este verdadero flagelo que son los delitos que tienen que ver con abusos sexuales, cómo poder actuar rápidamente, poner en el centro a los menores de edad», expresó el Papa.

YR

Artículos relacionados