Reino Unido se niega a devolver el oro de Venezuela

El diputado ultraderechista Juan Guaidó es quien puede acceder a las 31 toneladas de oro venezolano retenidas en el Banco de Inglaterra y no el presidente constitucional de la nación, Nicolás Maduro, según la decisión tomada este jueves por el Tribunal Superior británico.

La resolución se produjo tras una disputa por estos recursos, equivalentes a 1.000 millones de dólares, luego de que el pasado 14 de mayo el Banco Central de Venezuela (BCV) presentara una demanda contra el Banco de Inglaterra, que desde 2018 se niega a entregar los recursos a las autoridades venezolanas.

Con la demanda, el Gobierno buscaba obtener los lingotes para transferir los recursos al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y así adquirir alimentos y medicinas necesarios para el país caribeño en medio de la pandemia y del bloqueo impuesto por Estados Unidos y sus países aliados.

Fachada del Banco de Inglaterra, Foto: Reuters

La decisión del juez británico Nigel Teare deja la puerta abierta para que Guaidó reclame el oro de todos los venezolanos, ya que, según el tribunal, el diputado es «inequívocamente» el «presidente interino constitucional» del país suramericano y es su administración «ad hoc» la que puede acceder a estas reservas.

Asimismo, con esta resolución también se sienta un precedente para que Guaidó se apropie de otros recursos retenidos en diversos bancos extranjeros.

Venezuela apelará

Ante el veredicto del tribunal británico, el BCV adelantó que apelará una decisión que califica de «absurda», pues así esa instancia jurídica privará al pueblo venezolano de acceder a los insumos que requiere para enfrentarla pandemia del Covid-19, que hoy supera los 6.000 contagiados en la nación caribeña.

El acceso a las reservas ya fue denegado en enero de 2019, cuando el Gobierno de Maduro, en medio de las crecientes sanciones internacionales, solicitó al Banco de Inglaterra liberar el oro venezolano que guardaba bajo sus bóvedas, pero recibió una respuesta negativa.

En ese entonces, la institución bancaria británica alegó que la primera ministra, Theresa May, solo reconocía a Guaidó como mandatario, después de que el parlamentario opositor se autoproclamara en una plaza.

Luego, Guaidó designó como representante legal en el extranjero a José Ignacio Hernández, famoso por estar involucrado en el despojo a los recursos venezolanos en el exterior. El diputado también solicitó a May y a las autoridades del Banco de Inglaterra que se negaran a entregar los lingotes al gobierno de Maduro, alegando que «se usaría con fines corruptos». Hoy, bajo el mandato del primer ministro, Boris Johnson, se repite la historia.

Reino Unido ya ha dado muestras de estar subordinado a la política de EE. UU. contra de Venezuela. En mayo pasado, un informe reveló la existencia de una unidad especializada y secreta entre la Cancillería británica y la oposición golpista de Venezuela para tramar una conspiración que lleve a la “reconstrucción” del país.

SI / VTactual

Incursión militar pretendia robarse el oro de Venezuela con apoyo del Banco de Inglaterra

Artículos relacionados