Noruega se debate entre dos aguas: la diplomacia y el petróleo venezolano

Noruega se debate entre dos agua: la diplomacia y el petróleo venezolano

No apoya a Venezuela, tampoco a Juan Guiadó, es un país petrolero pero no está en el acuerdo petrolero de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Noruega tiene una actitud «diplomática» ante la situación política de Venezuela.

La razón es simple, y es que Noruega se beneficia directamente de los acuerdos de la OPEP para su producción económica a través de los precios del petróleo.

Ante el golpe de Estado continuo que sufre Venezuela, en especial el último orquestado por la Asamblea Nacional venezolana donde Juan Guaidó se autoproclamó presidente interino, Noruega ha preferido mantenerse en la linea del medio.

El lunes 4 de febrero, rechazó reconocer a Guaidó, como presidente interino de Venezuela y pidió diálogo entre las partes y la celebración de nuevas elecciones.

“Noruega tiene como tradición reconocer a Estados, no a Gobiernos”, declaró a la agencia NTB la ministra de Exteriores noruega, Ine Eriksen Søreide, quien resaltó no obstante que han mostrado su “apoyo” a Guaidó como “presidente elegido y legítimo de la Asamblea Nacional”.

Noruega ha ejercido como facilitador en una veintena de procesos de diálogo en las últimas décadas, como el que llevó a la firma de los acuerdos de Oslo entre israelíes y palestinos o las conversaciones entre el Gobierno colombiano y las Farc.

Sin embargo en esta oportunidad no busca ser mediador sino «salvar su parte», así lo explica Iván Alzuru, economista y especialista en el tema petrolero quien asegura que Noruega posee un Fondo para invertir los ingresos petroleros con el fin de asegurar el bienestar de la población jubilada y aliviar la carga de las pensiones sobre las generaciones venideras.

«Los recursos del Fondo Noruego son invertidos en el exterior en bonos, valores, acciones, etc. y sus rendimientos son utilizados como recursos complementarios del Presupuesto Nacional».

Agrega que el tema diplomático de Noruega va más allá de reconocer o no un presidente, «la renta petrolera de ellos depende directamente del precio del crudo venezolano, que es de gran influencia en los resultados de la Opep, lo que nos asegura que ningún gobierno que busque tumbar a Maduro será apoyado por ese país, clave para la región.

NB

Artículos relacionados