Medida sin precedentes en Italia

El cierre de los puertos de Italia, fue la medida sin precedentes que tomó el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini.

Salvini comenzó con su anunciada «mano dura» contra la inmigración y sobre todo contra el comportamiento de algunos países, como Malta, que se negó a acoger a los inmigrantes.

A través de una carta, Salvini pidió a las autoridades de Malta que autorizaran al Aquarius, con 629 inmigrantes a bordo, a desembarcar en la isla, según él,  por ser el puerto más seguro.

Resultado de imagen para barco aquarius

Asimismo, Salvini argumentó que tomó dicha decisión, ya que Italia está siguiendo el ejemplo de otros países europeos, España entre ellos, para combatir «el tráfico humano».

Sin embargo, el presidente de España, Pedro Sánchez, anunció que permitirá que el «Aquarius» desembarque en el puerto Valencia. Cabe destacar, que los alcaldes de las ciudades costeras de Palermo, Messina, Calabria, Nápoles, Reggio y Taranto han ofrecido sus puertos para recibir al buque Aquarius.

El sonido que no le gusta a Salvini

MT

Artículos relacionados