La minería, otro protagonista detrás de los desaparecidos de Ayotzinapa

El revuelo que causó la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa Guerrero, en México, ha desatado otro escándalo, pues una investigación de los periodistas mexicanos Francisco Cruz, Félix Santana y Miguel Ángel Alvarado  que la industria minera podría estar detrás de este hecho.

En Guerrero, uno de los estados más pobres de México operan las empresas mineras que extraen varios materiales, en cantidades industriales, como oro, además buscan uranio, un elemento radiactivo utilizado en plantas de energía nuclear y en la fabricación de bombas atómicas, y también titanio, metal utilizado en la fabricación de aviones, misiles, buques de guerra.

Además en esa región conviven y combaten entre ellos grupos delictivos como Guerreros Unidos (involucrados en la desaparición de los normalistas), Los Rojos, La Familia Michoacana, Los Nilos, Los Ardillos, Sierra Unida del Gobierno y Los Espartanos, entre otros.

La desaparición de los normalistas ha movilizado a miles de personas en México.

Por lo que la investigación de los periodistas determinó que la industria de la minería, un negocio millonario del que muchos quieren tener una porción, junto a la guerra entre los cárteles de la droga y la militarización reinante que existe en el estado desde los años 60, quedaron atrapados los estudiantes normalistas.

Las investigaciones pueden dar señales de lo sucedido, sin embargo, la participación de los narcos, la policía de Iguala y el gobierno federal han impedido que las investigaciones sigan su curso normal y puedan dar con el paradero de los jóvenes.

NP

Legalizar el opio: una opción en el México de AMLO

 

Artículos relacionados