En Italia hacen desierto y lo llaman paz

Tras el caos de las últimas semanas, Italia tiene nuevo Gobierno y con ello trae una especie de tensa calma en sus habitantes.

Muchos ven con alivio los nombramientos porque tranquiliza a los mercados, pero otros, se echan las manos a la cabeza como señal de preocupación.

Italia que vive un ascenso de las bases populares, una fuga de talento constante, una enorme dificultad para aprobar reformas y, en el último mes, un episodio de colosal incertidumbre política que puede derivar en una crisis institucional con efectos nacionales y continentales.

Esto se debe a que el nuevo Poder Ejecutivo recae en las vicepresidencias conformadas por Luigi Di Maio, líder socialista del Movimiento 5 Estrellas y Matteo Salvini, quien encabeza la denominada ultraderechista Liga, una mezcla que para los economistas resulta extraña por ser de conservadores y tecnócratas.

Entre los anuncios realizados, resalta el plan para preparar desde el gobierno las próximas elecciones, con la participación de Salvini desde el primer día, quien impondrá una política migratoria severa en Interior; mientras que Di Maio, dará subsidios al sur.

Aunque ambos hayan eliminado de la mesa sus propuestas más excéntricas, como un referéndum sobre el euro y la expansión fiscal prometida que podría provocar un accidente con Bruselas, las nuevas medidas provocarían una sacudida en los mercados si se pone en duda la trayectoria de la deuda italiana.

Otra de las promesas difíciles es que la ultraderecha quiere un tipo fijo del impuesto sobre la renta que supondría una rebaja de impuestos de 50.000 millones; los socialistas prometen una renta básica de 17 millones.

Otro punto clave en el nuevo plan de gobierno es el posible retroceso de la reforma de pensiones y el enredo de medidas adicionales que traerían una expansión fiscal de un 6% del PIB: unos 100.000 millones, lo que avecina una crisis económica con la UE casi inevitable.

En ese sentido, la situación política italiana no pinta bien, los mercados interpretan que hay serios riesgos de que, con 5 Estrellas y la Liga, Italia puede salir del euro, incluso hay un diseño de una moneda paralela que podría llegar a circular.

GG

A falta del Mundial de Fútbol emoción política en Italia

Artículos relacionados