Explosivas encomiendas ponen a temblar a EEUU

El envío de varios sobres bomba dirigidos por correo a destacadas figuras públicas, miembros del partido demócrata y opositores a la gestión de #DonaldTrump, conmocionó este jueves a EEUU y dejó en evidencia la extrema polarización que se vive en el país de cara a las elecciones legislativas del próximo mes de noviembre, en las cuales el inquilino de la Casa Blanca se juega las riendas de la nación.

Los explosivos estaban dirigidos a las residencias del ex presidente Barack Obama en Washington, Bill y Hillary Clinton, en Nueva York, al ex fiscal Eric Holder, al ex director de la Agencia Central de Información (CIA), John Brennan, al ex vicepresidente Joe Biden, al actor Robert De Niro, al multimillonario George Soros y la cadena de noticias CNN, entre otros.

La Casa Blanca condenó los intentos de ataque poco después de que sucediesen y declaró que los responsables responderían ante la ley.

Las autoridades, destacaron que ninguno de los dispositivos explotó y que eran bastante sofisticados, diseñados para hacer mucho daño. Asimismo, señalaron que todos los envíos podrían haber sido realizados por una misma persona o un mismo grupo, y no descartan nexos con alguna agrupación terrorista internacional.

Hasta el momento son 10 los sobres enviados. Además de la manufactura de los explosivos, lo único en común que tienen los paquetes es que están dirigidos a críticos de #DonaldTrump. De hecho, algunos señalan que estas acciones son una consecuencia de su retórica hostil, que califica de enemigos y comunistas a cualquiera que no comparta sus políticas, y ha generado una gran división en el país.

#DonaldTrump, al referirse a los sucesos, ni siquiera pronunció el nombre de los afectados, a pesar de que entre ellos se encuentran un expresidente, una ex secretaria de Estado y un ex secretario de justicia.

Sin embargo, los objetivos de estos sobres bomba pueden haber molestado a alguien más que a Trump. John Brennan es el responsable del programa de torturas utilizado por la CIA en su historia más reciente. Fue Asesor Adjunto de Seguridad Nacional de Obama y a él se deben muchas de las guerras que EEUU lanzó sobre el Medio Oriente; Hillary Clinton ha sido señalada muchas veces por permitir abusos a los Derechos Humanos y utilizar a los latinos para ganar votos. Su actuación en la promoción de «la primavera árabe» es memorable, ya que impulsó la conformación de grupos rebeldes que derrocaron y asesinaron al líder libio Muhhamar Gadafi.

No podemos olvidar el flamante premio Nobel de la Paz, Barack Obama, quien ordenó bombardeos y guerras contra Afganistán, Libia, Somalia, Pakistán, Yemen, Irak y Siria. Obama había prometido parar las guerras iniciadas por su antecesor George W. Bush, pero por el contrario, las multiplicó.

George Soros es otra joya. En su currículo se encuentra la terapia de shock que provoco un caos en Europa Oriental a partir de 1989. Forzó a débiles gobiernos de esos países a adoptar medidas económicas descabelladas, que le permitieron comprar los recursos de esas naciones a precio de gallina flaca.

Por su parte, el estelar actor de Hollywood, Robert De Niro, férreo defensor de una ciudadanía armada hasta los dientes, se conviertió en víctima de sus propias ideas y de la violencia que las mismas generan.

ARG

EEUU enseña los dientes a la caravana

Artículos relacionados