Estadounidenses cuestionan honestidad del gobierno de Trump

La percepción que tienen los ciudadanos estadounidenses sobre su gobierno seguramente asombró a Trump y su gabinete, quienes condenan eufóricamente los hechos de corrupción que suceden en América Latina -con énfasis en Venezuela-y esconden la suya tras el velo de la doble moral.

Según la organización Transparency International, casi seis de cada 10 personas interrogadas consideran que la corrupción ha aumentado en los últimos 12 meses.

Esta cifra contrasta considerablemente con la misma encuesta publicada en el 2016, donde 3 de cada 10 norteamericanos consideraba al gobierno como corrupto. El estudio reveló que el 58 por ciento de los encuestados consideró que la corrupción en EE.UU. ha aumentado mucho o poco.

El 31% de los interrogados respondió que la situación se ha mantenido igual que el año pasado y 9% sostuvo que los niveles han disminuido “mucho o algo”, al ser cuestionados sobre la reducción o prevalencia  del nivel de corrupción en 2017. El dos por ciento de la muestra no respondió a la interrogante.

Dicho estudio fue realizado vía telefónica a 1.005 adultos estadounidenses entre octubre y noviembre, con un margen de error de 3,1%.

Pese a que los ojos del mundo están puestos en América Latina, cuando los medios internacionales abordan el tema de la corrupción, poco se habla de lo que perciben los ciudadanos estadounidenses dentro de su propio país, y menos de los problemas sociales que aquejan a la nación.

AMR

Estados Unidos y el arte de la inmoralidad

 

 

Artículos relacionados