El “diputado fantasma” que los franceses rechazan

El “diputado fantasma” que los franceses rechazan

El acercamiento del diputado francés Manuel Valls con la ciudad de Barcelona ha desatado una campaña de recolección de firmas para que dimita de su cargo, pues en los últimos meses ha tenido frecuentes ausencias en la cámara de diputados.

La recogida de firmas está encabezada por Farida Amrani, la candidata del partido izquierdista La Francia Insumisa y le pide abandonar el cargo «por cuestión de ética y de respeto a las instituciones y a los ciudadanos”.

El exprimer ministro nacido en la capital catalana hace 56 años y naturalizado francés a los 20, ha dado muestras en las redes como cada vez más se aleja de la realidad francesa para adentrarse políticamente en Cataluña de la mano del partido de derecha Ciudadanos para su posible candidatura a la alcaldía de esa ciudad.

Valls junto al líder derechista de Ciudadanos, Albert Rivera.

El diputado fantasma«, como se la ha comenzado a llamar a Valls mantuvo la incertidumbre sobre su futuro a lo largo del verano y elevó la expectación el viernes con una foto en Twitter donde se ven dos pies sobre los tradicionales adoquines de una calle barcelonesa bajo la palabra «Barcelona…».

Valls parece tener claro su objetivo al expresar que «lo único que me importa es la manera en la que me ven en Barcelona«.

En Francia los diputados no tienen obligada por ley una presencia mínima en la Asamblea Nacional, pero en caso de ausentismo flagrante la normativa sí prevé sanciones financieras, que sin embargo nunca han sido aplicadas desde su instauración en 1944.​

NP

Francia busca relanzar su relación con el Mediterráneo

 

Artículos relacionados