EEUU muy tibio con diplomáticos saudíes

El gobierno de EEUU anunció este miércoles que revocará los visados a los implicados en la muerte del periodista disidente saudí, Jamal Khashoggi, torturado y asesinado el pasado 2 de octubre en la embajada de Arabia Saudita ubicada en Turquía. Una medida que los expertos consideran blanda dada la gravedad del delito cometido.

El anuncio lo hizo el secretario de estado de EEUU, Mike Pompeo, quien adelantó que están evaluando aplicar otras sanciones a los responsables por el hecho al amparo de la ley «Global Magnitsky», aprobada en 2016 y que permite al Ejecutivo castigar a aquellos involucrados en violaciones de derechos humanos en todo el mundo.

#DonaldTrump ha tomado medidas bastante diplomáticas para no afectar sus relaciones con Arabia Saudita y el suministro de petróleo proveniente de este país.

Sin embargo, y considerando que el asesinato del colaborador del diario The Whashington Post se cometió dentro de una sede oficial del país árabe, #DonaldTrump no ha hecho referencia directa a las autoridades saudíes, entre ellos el príncipe heredero Mohamen bin Salman, quien de acuerdo con investigadores turcos estaría implicado en el crimen.

En sus declaraciones, Pompeo no aclaró quiénes son las personas que EEUU ha identificado como presuntos autores y a las que anulará sus permisos para entrar en su territorio porque la información de visados está considerada confidencial por las autoridades migratorias.

ARG

Khashoggi pesa sobre la corona saudí

Artículos relacionados