Desata polémica en la élite mexicana la política de austeridad de AMLO

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su campaña electoral presentó la propuesta de reducir su sueldo a la mitad, lo que desencadenó el debate, pues su salario sería el tope más alto para los servidores públicos en México.

López Obrador, informó que su sueldo como mandatario será reducido en 40% a partir del 1 de diciembre, momento en que tomará posesión de su cargo, ganando 108.248 pesos (5.750 dólares) como remuneración mensual, en comparación con los 270.000 pesos mensuales (14.300 dólares) que tenía como ingreso el presidente Enrique Peña Nieto.

AMLO, se apega  a la constitución mexicana que señala  que ningún servidor público puede ganar más que el presidente de la República y como él bajará su salario al 50%, entonces nadie debe percibir cantidades superiores a ese monto

Reducción de salarios podría ser la primera contradicción que el próximo gobierno va a enfrentar.

Tal decisión no fue bien recibida por los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, puesto su salario mensual es de  651.741 pesos mensuales (34.580 dólares).

Por su parte, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar, precisó que los sueldos de los magistrados «no son un beneficio personal, ni mucho menos privilegios inconfesables de éstos, sino condiciones necesarias, indispensables e ineludibles”.

Aguilar justificó sus ingresos porque, a su juicio “garantiza un servicio público de un país democrático que busca tener paz en el respeto a los derechos humanos de todos y construir con ello una sociedad más justa”.

Leer también: 

El giro que dio Latinoamérica y sus consecuencias #1eraParte

 

NP

Artículos relacionados