«Chalecos amarillos»: Una ira incontenible

«Chalecos amarillos»: Una ira incontenible

Pese a que el Gobierno francés declinó en su intención de aumentar el combustible, debido a la presión ejercida por el pueblo, quienes han impulsado masivas protestas en rechazo a las políticas neoliberales de Emmanuel Macron, las autoridades han dejado ver su temor ante un nuevo brote de violencia producida por el descontento de los “chalecos amarillos”.

Recientemente, las acciones de calles se han incrementado, en primera instancia para rechazar el alza del combustible, pero con el paso de los días, a estas manifestaciones se le fueron sumando personas quienes se han visto amenazadas por las políticas promovidas por Emmanuel Macron, consideradas que van dirigidas a resguardar los intereses de la clase más adinerada del país.

En este sentido, luego de anunciar la suspensión del aumento de combustible para el próximo 2019, el primer ministro francés Edouard Fhilippe indicó que el Gobierno ha decidido eliminar esta medida, en una muestra de su intención de iniciar un proceso de diálogo con los manifestantes.

“El Gobierno está listo para el diálogo y está mostrándolo porque este incremento de impuestos ha sido retirado del proyecto de presupuesto 2019″, aseguró el primer ministro, Edouard Philippe, a la Cámara baja del Parlamento.

Pero diversos líderes de los «chalecos amarillos» han señalado que la iniciativa de Emmanuel Macron, es solamente una estrategia política para ganar tiempo y frenar el clamor de las personas que ven exigencias claras a que se respeten sus derechos laborales, económicos y sociales. «Los franceses no son cabezas de chorlito y no quieren las migajas que les da el Gobierno. Quieren la barra de pan», dijo Benjamin Cauchy, manifestante de 38 años.

YR

Chalecos Amarillos se radicalizan en Francia

Artículos relacionados