Bolsonaro enfrenta nuevas denuncias en La Haya por genocidio

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro ha sido demandado por segunda vez ante la Corte Internacional Penal (CPI) debido a que descuida las principales medidas recomendadas por organismos internacionales como el distanciamiento social, para romper la cadena de contagio del nuevo Coronavirus, Covid-19.

La demanda fue introducida en La Haya por el ingeniero José Manoel Pereira Gonçalves, coordinador del Grupo Ingenieros por la Democracia de Brasil, según reseña el diario brasileño Folha de Sao Paulo. Esta vez la denuncia fue introducida luego de que Bolsonaro apareciera el pasado domingo caminando por las calles de Brasilia, compartiendo con las personas que participaban en una manifestación, sin usar tapabocas ni guantes.

Ese mismo día, el Jefe de Estado ofreció un discurso en el referido acto público, cuando la recomendación global es evitar las aglomeraciones, donde se pedía una intervención militar y el cierre del Congreso.

Allí el mandatario ofreció un discurso en el que menospreció la letalidad del Covid-19, al que volvió a calificar  de “gripecita”. También promovió aglomeraciones y se pronunció a favor de la apertura del comercio y las escuelas, en un discurso que fue interrumpido por un repentino ataque de tos.

Por otra parte, la Asociación Brasileña de Juristas por la Democracia (ABJD) repudió, mediante nota pública, esa manifestación a favor del Acta Institucional Número Cinco (AI-5) y en contra de las instituciones democráticas, donde participó el “presidente de la República, revelando una vez más su incapacidad para dirigir el país en un período de pandemia”.

El Acta Número Cinco es un decreto emitido en 1968 durante la dictadura militar, considerado uno de los más represivos de la historia, con el que cesaron los mandatos políticos y se suspendieron todas las garantías constitucionales.

Para este gremio resulta inaceptable que sea el jefe de Estado quien estimule las aglomeraciones cuando esto aumenta el riesgo de todas las personas, dada la epidemia de Covid-19 que en ese país suramericano ya contabiliza 38.654 personas infectadas, 2.462 fallecidos, 14.062 de los cuales se encuentran  hospitalizados, según datos aportados por el Ministerio de Salud.

A principios de abril, la ABJD había denunciado a Bolsonaro ante la CPI por sus acciones «irresponsables» que ponen en riesgo la vida de ciudadanas y ciudadanos de esa nación amazónica.

“Por acción u omisión, Bolsonaro pone la vida de la población en riesgo, perpetra crímenes que exigen la actuación de la Corte Penal Internacional para proteger la vida de miles de personas”, indicaba la demanda de la ABJD.

SI/VTActual

 

Brasil se prepara para un repunte de los decesos por la pandemia

 

Artículos relacionados