Tensión en Argentina en vísperas del G-20

Dos ataques con explosivos se ejecutaron este miércoles en la ciudad argentina de Buenos Aires, a 15 días de celebrarse la cumbre del G-20. Por los sucesos, se encuentran detenidas 12 personas. Una mujer que manipulaba uno de los artefactos resultó gravemente herida cuando éste se activó antes de tiempo en sus manos.

Las bombas de fabricación casera, debían ser detonadas en la tumba de un militar represor de las manifestaciones obreras de principios del siglo XX, en el cementerio de La Recoleta y en la casa del juez Claudio Bonadio, quien adelanta una investigación por presunta corrupción en contra de la expresidenta Cristina Fernández.

La ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, indicó que ambos hechos están conectados y que los involucrados pertenecen a grupos anarquistas. Detalló que fue requisada una vivienda en Buenos Aires, en donde residen presuntamente dos de los involucrados. Allí hallaron material del mismo tipo utilizado para fabricar los explosivos.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, cree que los incidentes están relacionados con el debate presupuestario en el Senado.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró que el Gobierno argentino duplicará las alertas en materia de seguridad. Es un momento crucial para el país suramericano, que atraviesa una importante crisis económica y recibe en su Banco Central a representantes del Fondo Monetario con quienes discuten el presupuesto para el año 2019.

El blindaje de seguridad para recibir a los Jefes de Estado de los países miembros del G-20 cuenta con la participación de más de 15 mil agentes, 12 kilómetros de anillos de seguridad y suspensión de los servicios de transporte para evitar cualquier situación irregular.

ARG

Así actuó la policía alemana contra presuntos violentos en Hamburgo

Artículos relacionados