InicioActualidadEl desafío de la integridad académica en la era de la inteligencia...

El desafío de la integridad académica en la era de la inteligencia artificial

En la actualidad, el mundo académico está experimentando un cambio constante en cuanto a la forma en que se aborda y se evalúa el aprendizaje de los estudiantes en línea. Con la creación de herramientas tecnológicas avanzadas, como la inteligencia artificial (IA), se presenta un desafío adicional para la integridad académica.

Integridad académica

Uno de los mayores desafíos en la era de ChatGPT es la dificultad para asegurar la honestidad académica y prevenir el plagio en los trabajos académicos.

De acuerdo con un documento académico titulado «Chatting and Cheating», las herramientas de IA «plantean una serie de desafíos y preocupaciones, particularmente en relación con la honestidad académica y el plagio».

Debby Cotton habla

Curiosamente, el documento académico fue escrito por el chatbot de IA ChatGPT sin que los lectores supieran que su autoría era digital. La profesora Debby Cotton, directora de práctica académica de la Universidad de Plymouth Marjon, quien fingió ser la autora principal del documento, afirmó que

«queríamos demostrar que ChatGPT está escribiendo a un nivel muy alto».

El inglés como base, el castellano como consecuencia

Sin embargo, ¿Es el plagio totalmente indetectable con la IA? Según el informático y experto en trampas contractuales en el Imperial College de Londres, Thomas Lancaster, muchas universidades están «en pánico».

«Si todo lo que tenemos ante nosotros es un documento escrito o auditivo como los pódcast de última generación, es increíblemente difícil demostrar que ha sido escrito por una máquina porque el estándar de escritura a menudo es bueno», dijo.

El uso del inglés o el castellano (los dos idiomas utilizados en el uso de AI hasta la fecha) y la calidad de la gramática a menudo es mejor que el de un estudiante.

Bajo sospecha

Por ahora, varias universidades han anunciado que planean expulsar a los estudiantes que son atrapados usando el software.

Sin embargo, Lancaster menciona que los académicos aún podrían encontrar pistas de que un estudiante usó ChatGPT.

Esto podría deberse a que la herramienta de IA no entiende las referencias académicas, que es una parte vital del trabajo académico escrito. Como resultado, las instituciones pueden «sospechar» el uso de la herramienta de IA.

Kate Whittington habla

El mayor desafío será para las instituciones académicas, que ahora tendrán que emitir una guía para que el personal pueda detectar si un estudiante usó ChatGPT.

La profesora Kate Whittington, vicerrectora asociada de la universidad, dijo:

«No es un caso de una ofensa y estás fuera. Pero tenemos muy claro que no aceptaremos hacer trampa porque necesitamos mantener los estándares. Si haces trampa hasta cierto punto, es posible que consigas un trabajo inicial, pero no lo harás bien y tu carrera no progresará de la manera que quieres».

En conclusión 

La creación de herramientas tecnológicas avanzadas como la inteligencia artificial presenta desafíos significativos para la integridad académica en la educación en línea.

Los estudiantes pueden ser tentados a utilizar ChatGPT para sus trabajos académicos, como ensayos y trabajos escritos, y en el último año la proliferación de pódcast de solo audio para ello, lo que hace más difícil detectar el plagio.

Aunque la detección del plagio puede ser difícil, los académicos pueden buscar pistas que indiquen el uso de una herramienta de IA en lugar de habilidades de escritura propias de un estudiante.

En última instancia, el énfasis debe ser puesto en la educación ética y en mantener los estándares académicos, de modo que los estudiantes tengan éxito en sus carreras y en la vida.

LEE Más

spot_img