El Coronavirus en Israel pasa factura política

La pandemia por el Coronavirus en Israel, a parte de contagios ha traído protestas. Desde las manifestaciones del 2011 contra la desigualdad y la falta de justicia social, no se había vuelto a vivir protestas tan masivas como las recientes. Durante las últimas semanas miles de personas han protestado contra el primer ministro, Beniamin Netanyahu.

La razón de la protesta es que el gobierno no ha sabido atender y gestionar la pandemia. Este fin de semana los manifestantes se concentraron frente a la residencia oficial de Netanyahu en Jerusalén.

La policía utilizó cañones de agua y detuvo a decenas de personas. Entre ellas también había defensores de Netanyahu, que atacaron a los manifestantes con gas pimienta y un cuchillo.

El Coronavirus en Israel ha retornado las protestas
El Coronavirus en Israel ha retornado las protestas

El Coronavirus en Israel ha dejado 464 personas fallecidas

El margen de maniobra de Netanyahu es reducido. Gobierna en coalición, afronta un juicio por corrupción y el país tiene ahora una de las peores tasas de contagios del mundo. Por el Coronavirus en Israel han muerto ya 464 personas y hay 33.160 enfermos. Israel tiene 8,8 millones de habitantes.

La reacción de Netanyahu fue política. Este fin de semana recortó de 16 a 10 ministros  y aprobó una paga única a cada mayor de edad que oscila entre los 750 y los 3.000 shekels (188-753 euros). Este pago es en función de si viven solos o tienen hasta tres hijos o más. Dijo que debía bastar para compensar por el parón de la economía.

La oposición a su gobierno también se hizo sentir. Lo acusó de oportunista y las mujeres se quejaron de que no hubiera ninguna en el reducido gabinete de crisis.

NB/VTactual

Parlamento israelí debatirá allanar inmunidad a Netanyahu

Artículos relacionados