Venezuela le dio un nuevo golpe a la violencia inducida desde EE.UU.

Las autoridades de Venezuela informaron este miércoles la incautación de armas de guerra en el buque San Andrés, atracado en Puerto Cabello, estado Carabobo.

La información la dio a conocer el viceministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Humberto Ramírez.

Entre el armamento decomisado hay 21 armas de fuego tipo fusil modelo AK-47, dos pistolas marca Glock calibre 9 milímetros, 110 cargadores y 5.558 municiones de diferentes calibres.

La primera incautación, según dijo el Viceministro, se realizó el pasado lunes en el estado Zulia, al extremo occidente de Venezuela, donde se decomisaron cuatro AK-47, 1.350 municiones y 60 cargadores para diferentes calibres.

Señaló que, además, en los operativos realizados por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), detuvieron a dos personas que ya fueron puestas a las órdenes del Ministerio Público.

Aseguró que estás armas estaban destinadas a grupos terroristas para continuar su atentado contra la paz y la seguridad de todo el pueblo de Venezuela.

«Nosotros como gobierno Bolivariano vamos a seguir profundizando en la investigación, para poner a la orden de todos los órganos jurisdiccionales a los responsables de este nuevo hecho para desestabilizar la paz de la nación», indicó

De igual manera informó que coordinarán con la Interpol para identificar las personas involucradas y mediante la difusión roja, ponerlos a la orden de la justicia.

El hallazgo se produce a casi dos meses del intento de incursión marítima a Venezuela, mediante la denominada «Operación Gedeón», que tenía como objetivo el secuestro del presidente Nicolás Maduro, según denunciaron varios de los detenidos.

NB/VTactual

Mercenarios de la Operación Gedeón violaron leyes venezolanas y de EE.UU.

Artículos relacionados