#VTactualEntrevista «Hacia las parlamentarias en Venezuela hay que desactivar el desencanto»

Pese a una inimaginable campaña en su contra, Venezuela transita nuevamente una ruta electoral. Las elecciones parlamentarias previstas para diciembre enfrentan grandes enemigos: el Coronavirus, la apatía, el desencanto y la amenaza foránea. Todo ello en medio de una fuerte crisis económica agravada por el bloqueo estadounidense y sus colaboradores internos y externos.

De cara a este nuevo compromiso del pueblo venezolano, VTactual conversó con el analista e investigador del portal web Misión Verdad, Diego Sequera. Con su criterio pasamos revista a los actores, amenazas y fortalezas que se presentan en una partida bien difícil de remontar.

Elecciones sin varita mágica

Ningún proceso electoral implica la solución inmediata a los problemas de un país, y en el complejo caso venezolano, mucho menos. A pesar de ello, el investigador se muestra optimista frente al nuevo compromiso. «En todo este proceso un mínimo de normalidad es necesaria. Y la normalidad pasa porque en este proceso electoral, no importa si estás con el Gobierno o la oposición, todos estemos en contra de las sanciones (estadounidenses)», asegura.

elecciones parlamentarias
El Poder Electoral convocó elecciones parlamentarias para el 6 de diciembre de 2020. Foto. Web

Sequera cree fundamental dar pasos firmes que lleven a la solución de los problemas que aquejan al país, y eso pasa por una visión nacionalista de esos temas. «Es dar solución a los problemas de las personas que menos se merecen ser atacadas, el pueblo. Esa gente que ha demostrado una capacidad insólita de resistencia. Más allá de la demagogia, es algo que uno ve».

El analista observa imperativo rescatar uno de los poderes del Estado, el Legislativo, para ponerlo al servicio de la población. «Hay un sector de la oposición más beligerante que debe ganar espacios, sobre todo a nivel internacional, para poner a la Asamblea Nacional a trabajar por los intereses de Venezuela», expone.

Desactivar a «los locos»

Para Diego Sequera, toda acción política que conduzca a la normalización del país pasa por el aislamiento de los extremistas. «Lo primero es desactivar a los locos. A eso se llega con pasos políticos clásicos, que son el mejor remedio ante cualquier intento de revolución de colores».

Asimismo, piensa que así se puede avanzar mejor y más rápido en la solución de muchos problemas, ya que ese escollo entorpece el buen funcionamiento del país. «Exista una mejor coordinación entre el Gobierno y el sector privado, pero es inconcebible trabajar con esos antagonismos en un momento como este».

oposición elecciones
El extremismo de Juan Guaidó y Leopoldo López condujo al escenario de sanciones y bloqueo económico que hoy padece Venezuela.

Para un incauto que explore la difícil situación que atraviesa Venezuela podría parecer que nadie hace algo para sacarla de allí. Sequera destaca que con un solo sector remando hacia el lado de las soluciones, no es posible avanzar.

«Sería infantil negar los errores del Gobierno en todos estos años, pero si tú planteas esto en un mapa donde tienes varias fuerzas y solo una de ellas es la que se mueve del punto A al punto B para buscar soluciones, la situación será más difícil de superar«.

En un escenario electoral, donde las propuestas, el debate y el intercambio de ideas deberían ser lo normal, en Venezuela se mantienen «preocupantemente ausentes». «Yo no he visto a nadie más que el Gobierno buscando estas soluciones. Por el otro lado, hay gente que contribuye a la presión, celebra sanciones, sabotea y cae en el inmovilismo», lamenta.

Lo urgente y lo necesario

Si bien, las elecciones parlamentarias no resolverán de un plumazo las angustias populares, Sequera piensa que ellas abonan un importante terreno para ello. Cree que hay tres temas claves que resolver y todos ellos tienen que ver con estas elecciones.

«Debe haber una oposición que pese a serlo, se posicione en contra de las sanciones internacionalmente. El tema de los servicios puede resolverse junto a gobiernos locales y mucha voluntad. Y el tercero es recomponer el Parlamento. Ese poder ha estado forzado al inmovilismo por cinco años en una situación disruptiva que hizo daños irreparables y abrió las compuertas a más sanciones», sostiene el investigador de Misión Verdad.

Sequera hace énfasis en que el tema de las sanciones no debe ser interpretado con una visión partidista, ya que afecta a todos por igual. «El grupo político que las impulsó ha demostrado que le sabe a champú la democracia y que se pasará por el ‘arco de triunfo’ cualquier tipo de pacto. Ese grupo sólo obedece órdenes de gente que está más loca que ellos, pero con más poder y dinero, y son sus dueños».

Elecciones parlamentarias: Un renacer ideológico

Ideológicamente Sequera ve en las parlamentarias que se avecinan, una oportunidad para sincerar posiciones. «Hay molduras o esténsiles ideológicos que que son insuficientes ahora o que no ofrecen todas las respuestas. En Venezuela la construcción del pensamiento está en movimiento, no en rigidez».

Diego Sequera
Diego Sequera ve un momento oportuno en este proceso electoral para reconstruir bases ideológicas.

Por último, Sequera llama a la intelectualidad a revisar su papel en estos duros momentos y actuar en consecuencia. «La crítica no puede ser inexistente, por el contrario, tiene que estar allí. Pero no puede haber uso y abuso de ella, porque eso no quiere decir que se esté haciendo algo al respecto si no se tiene una agenda propia».

Randolph Borges / VTactual

#VTactualEntrevista “El asedio mediático contra Venezuela apuesta por el caos y la turbulencia”

Artículos relacionados