Xenofobia contra los venezolanos se recrudece

La xenofobia contra los venezolanos que emigraron de su tierra natal vuelve a recrudecerse. Nuevamente los escenarios son Colombia y Perú, en donde autoridades y grupos anónimos han emprendido una cacería de brujas en contra de estos ciudadanos.

En Perú, luego del asesinato de una pareja de empresarios (hecho por el que están señalados dos venezolanos), el alcalde de la provincia de Caravelí pidió a los migrantes del país caribeño marcharse inmediatamente y a los ciudadanos peruanos no dar trabajo a ninguna persona que tenga esta nacionalidad.

A las declaraciones emitidas por el alcalde de Caravelí, Arturo Montesinos Neyra, se le suman otras que recientemente dio el ministro de Interior de ese país, Carlos Morán. Este responsabilizó a los venezolanos por el incremento en los índices de inseguridad en Lima, capital de ese país.

“No quiero ser xenófobo, (pero) por la presencia de ciudadanos venezolanos se han incrementado, se han disparado estos indicadores (de la incidencia delictiva)”, expresó Morán en un programa de televisión.

Riesgo de xenofobia asoma en frontera colombo-venezolana
/ Foto: Cortesía

Mientras tanto, en Colombia -específicamente en la localidad de Soacha (Cundinamarca)- grupos anónimos reparten panfletos impulsando una campaña en contra de los migrantes y la comunidad LGBT, asegurando que realizarán una limpieza social en esa ciudad.

La grave situación fue expuesta por el Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep), que aseguró que muchos de los panfletos distribuidos incluyen incluso el nombre y apellido de los objetivos de esta “limpieza”.

El Cinep urgió a las autoridades a tomar cartas en el asunto, para evitar que este tipo de acciones culminen con el asesinato de algún migrante. De acuerdo con la institución, alrededor de mil 800 familias venezolanas hacen vida en Soacha.

ARG

Artículos relacionados