Xenofobia como operación psicológica: «Divide y Vencerás»

En una nueva escalada de la campaña de xenofobia que se pretende implementar en el extranjero contra los venezolanos, el Gobierno de Ecuador anunció que exigirá presentar ante las autoridades migratorias, el certificado de antecedentes penales, que se solicitará únicamente a las personas de nacionalidad venezolana, al momento de ingresar al territorio ecuatoriano.

Una medida extraordinaria que no solamente constituye un acto de discriminación por parte del Gobierno de Ecuador hacia los venezolanos, sino que además auspicia el rechazo de la ciudadanía, en general, hacia los migrantes provenientes de Venezuela.

Con la excusa de evitar el ingreso de delincuentes al territorio ecuatoriano, se han generado una especie de campaña psicológica que pretende torpedear los derechos humanos de los venezolanos que se encuentran en el extranjero.

Lejos de evitar que en la nación ecuatoriana se sigan generando hechos de criminalidad, se busca crear un frente antirrevolucionario, que contribuya a promover el descontento, no solo de  las personas que están fuera del país, sino de sus familias que permanecen en Venezuela, a fin de impulsar, de todas las formas posibles, una guerra civil.

Otto Sonnenholzner, vicepresidente ecuatoriano

Por su parte, el vicepresidente de Ecuador, Otto Sonnenholzner, quien hizo el anuncio, intentó justificar la medida que perjudicará a todos los venezolanos, como un acto en respuesta ante el asesinato de una joven ecuatoriana a manos de un hombre de nacionalidad venezolana.

YR

Artículos relacionados