#VTpersonajes Chelsea Maning la voz silenciosa de WikiLeaks

La historia recordará el rostro de Julian Assange, como la cara de la filtración de documentos clasificados de EE. UU., sin embargo, está investigación que dejó en evidencia prácticas crueles y corruptas del gobierno norteamericano, tuvo un destacado colaborador: Chelsea Manning.

Detrás de un rostro confundido, está la exsoldado transexual del Ejército estadounidense, cuyo nombre real es Bradley Manning, considerada una pieza clave de WikiLeaks, ya que fue la primera gran fuente del portal de Julian Assange y hace una semana quedó el libertad luego de ser detenida nuevamente en 2019 por el gobierno de EE. UU.

Estuvo en prisión siete años hasta que Barack Obama en 2017 le concedió un perdón presidencial luego que la exsoldado intentara suicidarse en dos oportunidades. En 2019 volvió a la cárcel por negarse a testificar sobre una investigación a WikiLeaks, hasta hace una semana que volvió a quedar en libertad tras atentar por segunda vez contra su vida.

En marzo de 2011, el Ejército estadounidense había presentado 22 acusaciones contra Manning, en relación a la posesión no autorizada y distribución de más de 700.000 documentos clasificados, entre ellos, secretos sobre las guerras de Irak y Afganistán y cables del Departamento de Estado, por lo que le dictaron 35 años de prisión.

¿Quien es?

Era analista de inteligencia del Ejército de EE. UU. en 2010 y tenía acceso a una cantidad de información confidencial, a pesar de ser soldado raso y ganar un salario bajo. Esta situación hizo que su carrera militar se frustrara, en especial porque un año antes, en 2009 había estado en el conflicto armado de Irak.

La exsoldado se había alistado en el Ejército en 2007 después de pasar por una serie de trabajos mal pagados, y de llegar al Ejército para escapar del conflicto familiar que atravesaba por vivir con un padre alcohólico en el estado de Oklahoma, donde vivía desde su nacimiento en 1987, hasta que sus padres se separaron cuando era un adolescente. 

Pensaba que el Ejército le quitaría de la cabeza las ideas de ser mujer. Siempre fue una especie de «Nerd», le gustaban las computadoras y todo lo que tenía que ver con la tecnología.

Un día después de que fuera sentenciada a 35 años de prisión en 2010, Manning dijo que quería vivir como mujer, «soy Chelsea Manning», aseguró en un comunicado televisivo. En 2014, un juez militar garantizó que el nombre oficial de Manning se cambiara de «Bradley Edward Manning» a «Chelsea Elizabeth Manning», y posteriormente se le aprobó su tratamiento.

La exsoldado intentó suicidarse dos veces durante su encarcelamiento en Kansas. Los medios de comunicación posteriormente reportaron que la causa fue su lucha por la cirugía de transición de género. En 2016, comenzó una huelga de hambre hasta que el Ejército aceptó proveerle la cirugía que deseaba.

Narkys Blanco/VTactual.com

#VTpersonajes Julian Assange el enemigo número 1 de Estados Unidos

Artículos relacionados