#VTmascotas Comandos básicos que podrás enseñarle a tu perro en esta cuarentena

Estos días de cuarentena nos permiten tener tiempo libre en casa para hacer diversas actividades. Podemos dedicarnos a enseñar a nuestros perros algunos comandos que nos ayudarán a tener una mejor relación con ellos y, además, tendremos mascotas más felices, con menos estrés y más sociales con otros animales y personas.

Para entrenar a nuestro perro es muy importante tener mucha paciencia, ya que deberás repetir los ejercicios una y otra vez. Estas actividades no pueden convertirse en momentos de maltrato; deberán hacerse con mucho amor y cariño, tal cual como si se estuvieras educando a un niño.

Algunos consejos que deberás tomar en cuenta antes de iniciar el entrenamiento

1.- Lo primero que debes hacer es buscar información de los métodos de adiestramiento que puedes emplear con tu animal de compañía. En cuarentena, puedes consultar diversos portales web o tutoriales que podrían asesorarte. También puedes consultar a tu veterinario de confianza.

2.- Define un lugar tranquilo en tu hogar donde el animal esté relajado y no tenga distracciones.

3.- Escoge un buen momento para hacer el entrenamiento. No es recomendable hacerlo en su hora para comer o después de, porque ellos acostumbran dormir después de la comida.

4.- Es muy importante tener mucha paciencia, tendrás que repetir el ejercicio las veces que sea necesario hasta que tu perro aprenda la orden o el comando. Siempre da refuerzos positivos con demostraciones de afecto y nunca emplees el maltrato para corregir una conducta indeseada.

5.-Procura que el entrenamiento no duré más de 10 minutos, porque sobrecargar al animal facilita la distracción y pudiera ocasionar estrés en tu mascota.

Comandos básicos que puedes enseñar a tu mascota

Sentarse

Esta orden es una de las más fáciles de aprender y además te servirá como base para enseñarle otros comandos.

Ten una golosina en tu mano, puede ser un trozo de carne o galleta para perros. Se lo acercas a su nariz para que él identifique la golosina. Luego, sube la mano permitiendo que la siga con su cabeza, haciéndole que se siente. Ya, cuando esté sentado, diga el comando que puede ser “Sentado” o “Sienta” y lo recompensas con la golosina y afecto.

Otra manera de hacerlo, es colocarle una correa y sujetarlo, luego da la orden de “Sentado” o “Sienta” y al mismo tiempo inclínate y, con la mano, presiona con suavidad sus ancas o la base de la cola hasta que se siente. Igualmente, prémialo con la golosina y alábalo con la frase: “¡muy bien!”

Dar la pata

Ver a un perro dar la pata es algo muy tierno y enseñarlo es muy sencillo. Para lograrlo, sienta al perro y agarra la pata dando la orden que desees que reconozca, como por ejemplo, “la pata”. Este comando debes decirlo muy claro para que el animal lo reconozca. Luego, dale una recompensa, puede ser un snack o un gesto de afecto.

Repite el ejercicio varias veces, para que poco a poco aprenda a asociar la palabra con la acción de dar la pata.

Quedarse quieto

Para poder enseñar esta orden, es necesario que tu perro ya domine muy bien la orden de sentarse.

Inicia levantado la mano con la palma abierta y da la orden del comando en forma clara, puede ser “quieto” o “espera” . Luego, da unos pasos hacia atrás y regresa a tu perro, recompénsalo con la golosina o con afecto si él responde al comando.

Repite la rutina varias veces, alargando la distancia y tiempo antes de regresar a él. Recuerda que este es un ejercicio de autocontrol y necesitará mucha práctica para que tu perro pueda dominarlo a la perfección, pero cuando lo logré será de mucha ayuda para mejorar su comportamiento.

Ven aquí

Este comando es muy sencillo de enseñar. Coloca una correa larga al perro, luego tomala y alejate unos pasos, bájate a su altura y di el comando “ven” o “aquí”, mientras tiras suavemente de la correa. Cuando llegue, ofrece una galleta o una muestra de afecto como recompensa.

El tiempo de aprendizaje dependerá de cada animal y de la paciencia que puedas tener. No debes corregirlo con castigos que puedan afectarlo de forma física o psicológica, porque lo que podrás obtener es que tu animal adquiera traumas que podrían empeorar su conducta. Siempre aplica refuerzos positivos con comida o con caricias, juego o demostración de afecto. La clave es dedicar uno o varios días a la semana para practicar las rutinas y así evitar que tu mascota pueda olvidar o confundir las órdenes.

Nadesjka Landaeta /VTActual.com

#VTmascotas En cuarentena: consejos para cuidar a nuestros fieles compañeros

Artículos relacionados