#VTendencias: Cienciología, la “secta ovni” de Hollywood

“Si un hombre quiere ganar dinero de verdad, lo mejor que puede hacer es crear su propia religión”. Ron L. Hubbard. Fundador de la Iglesia de la Cienciología.

En las últimas décadas la cienciología ha dado mucho de qué hablar debido a la adicción a la misma por parte de varias personalidades de Hollywood – Tom Cruise, John Travolta, Priscilla y Lisa Marie Presley, entre otros – además de algunos escándalos vinculados con sus prácticas.

El fundamento oficial de esta “religión” es la convicción de que los seres humanos son buenos por naturaleza y tienen un alma inmortal. Con el paso de las diferentes reencarnaciones se van acumulando traumas en su psique que no les permiten razonar con claridad y los condenan al sufrimiento. Los cienciólogos tienen las herramientas “científicas” para curar las heridas del alma y que la persona pueda alcanzar la felicidad. Si el individuo está bien, esto redundará en su entorno y el mundo será un lugar mejor.

Una “religión” creada por un escritor de ciencia ficción

El fundador de la Iglesia de la Cienciología, Ron L. Hubbard, fue un escritor de ciencia ficción estadounidense nacido en Nebraska en 1911. Estudió ingeniería – carrera que abandonó en el primer año – por lo que se hacía llamar “Ingeniero Nuclear”. Mientras cumplía una condena por estafa, escribió el libro “Dianética. La ciencia moderna de la salud mental”. La obra se convirtió en un best seller  y tres años más tarde, fundó la Iglesia de la Cienciología. Su expansión mundial fue inmediata.

El origen OVNI de la Cienciología

El origen de los “traumas de nuestras almas” se debe a la maldad de un ser extraterrestre. Según la doctrina de la cienciología, Xenu era el dictador de la Confederación Galáctica, que hace 75 millones de años trajo miles de millones de personas a la Tierra en naves espaciales parecidas a aviones DC-8.

Estos seres desembarcaron alrededor de volcanes y Xenú los aniquiló con bombas de hidrógeno. Sus almas se juntaron en grupos y se pegaron a los cuerpos de los  vivos. Estas almas alienígenas atormentadas aún siguen creando caos y estragos en la psique de los humanos. Los cienciólogos lo llaman ‘El Incidente II’ y los traumas que de esto vienen lo asocian como ‘La Pared de Fuego’.

La cienciología sólo enseña la «doctrina OVNI» a los miembros que han contribuido con grandes cantidades de dinero a la organización.

Sus cuestionados “métodos de sanación”

Los traumas almacenados en el alma se reflejan en la psique de las personas nublando su capacidad de raciocinio y distanciándolas de la realidad. El objetivo de la dianética es eliminar esos recuerdos dolorosos hasta que la mente quede «despejada». Para ello, los cienciólogos se someten a un proceso bautizado como auditoría. Ayudándose en un aparato semejante a un polígrafo (E-Meter), un auditor les hace preguntas para identificar las fuentes de estrés y poder superarlas.

Sin embargo, el proceso puede ser interminable porque la cienciología cree en la reencarnación. Su credo dicta que todos somos espíritus inmortales (thetán) atrapados en un cuerpo y para avanzar por el puente hacia la libertad total hay que revisitar los recuerdos no solo de esta vida sino también de las pasadas.

Hubbard creía que la suya era «una ciencia precisa», pero tanto la Asociación Médica Americana como su equivalente psiquiátrico se burlaron de ella. Y ahí empezó el desprecio furibundo de la cienciología hacia la psicología y la psiquiatría

Cabe destacar que dicho tratamiento es sumamente costoso. Los famosos lo pagan «cash» y los no tan ricos lo hacen a través de la firma de un contrato que los obliga a trabajar gratis para Cienciología hasta cancelar la deuda. En otras palabras: los convierten en mano de obra esclava.

“Atrapados sin salida”

Una vez adentro de la Iglesia es difícil salir. Hy Levy – un antiguo ejecutivo financiero de esta organización – relató que si un feligrés se niega a seguir adquiriendo sus servicios y productos, personal de Cienciología se planta en su puerta y se queda durante horas presionándole hasta que cede. También espían sus cuentas bancarias para comprobar si tienen fondos o le cobran sin avisar por productos que no ha solicitado.

Una vez adentro, la cienciología empuja a sus seguidores a cortar todos los lazos con los amigos o familiares ajenos a esta doctrina

Por su parte Jeff Hawkins, – ex encargado de mercadeo de la Cienciología – denuncia el trato que la actual cabeza de la “Iglesia”, Ron Miscavige da a los miembros que no son celebridades:

“amenazaba a los empleados, los humillaba y les hacía trabajar como animales. Siete días a la semana, durmiendo cuatro o cinco horas al día, sin vacaciones ni días libres y con castigo cuando protestaban o desafiaban las órdenes”.

La Cienciología posee otras organizaciones aparte de la Iglesia y una de ellas es bastante conocida en América Latina: El camino de la Felicidad. Su promotora más notable es la actriz venezolana Rudy Rodríguez. El objetivo principal es buscar el apoyo de los gobiernos para implantar en las escuelas programas de autorealización y ciudadanía. Todo un caballo de Troya para conseguir dinero y adeptos.

Enza García Margarit/VTactual.com

#VTendencias Narcisismo mortal

Artículos relacionados