VTcrianza Herramientas para prevenir la violencia de género desde la infancia

Las niñas y niños son vulnerables a la violencia de género desde antes de nacer. Emitir juicios en contra de su sexo y someter a la madre a diferentes formas de estrés que afectan el ambiente intrauterino, son apenas dos de las maneras de atacar a la infancia en esta importante etapa de desarrollo.

Este conocimiento no estaba disponible hace algunos años, cuando no se entendía que las representaciones mentales de los padres pueden predisponer a los niños a convertirse en víctimas o perpetradores de la violencia de género.

Estudios realizados a mujeres en etapa de gestación determinaron que los niveles elevados de adrenalina y cortisol en la sangre materna interrumpen el desarrollo de la arquitectura cerebral del infante, afectando su capacidad para formar apegos seguros, mantener vínculos afectivos saludables, manejar el estrés y engancharse en el juego lúdico.

Pero si como padre no pudiste evitar situaciones de estrés durante el embarazo, tienes una nueva oportunidad en la primera infancia para estructurar y fortalecer la personalidad de tus hijos, y así evitar que sean víctimas de la violencia en cualquiera de sus formas.

De acuerdo con la viceministra de Protección de Derechos de la Mujer, Carolys Pérez González, ese proceso de formación depende exclusivamente del núcleo familiar en el que se desenvuelvan los niños y de la capacidad que tengan los padres o tutores de criarlos con amor y respeto.

“Sea una familia tradicional o una monoparental, es fundamental que le digamos a nuestros niños que los amamos y que desde ese amor podamos construir juntos una crianza distinta, donde el infante pueda aprender a respetar al otro aunque piense diferente”, destaca la viceministra Pérez González.

Asimismo, en entrevista para VTActual.com, aboga porque se enseñe a los más pequeños a reconocer y respetar la diversidad que determina a todos los seres humanos.

Viceministra Carolys Pérez González

“Tenemos que enseñar que todos albergamos emociones, sobre todo a los varones. No podemos desestimar sus sentimientos, hay que invitarlos a verbalizar lo que sienten para que no se sientan menos machos por llorar. Si validamos su emotividad entenderán que son seres humanos iguales a las mujeres, que tienen derecho a llorar cuando lo sienten”, explica.

Adicionalmente, señala que no se debe cultivar la creencia de que en el maltrato hay amor. “Eso de que si te pega y te empuja es porque te quiere, no es cierto. Cuando a uno lo quieren, no lo maltratan”.

Para la Viceministra, también se hace necesario insistir en que la violencia proveniente de ambas direcciones no es correcta. “La violencia de género afecta tanto a hombres como a mujeres. A la mujer ni con el pétalo de una rosa pero al hombre tampoco. A golpes no se mide la fuerza o grandeza del ser humano”, asegura.

Explica Pérez González que también es necesario que se les permita a los niños jugar con cualquier tipo de juguetes, porque eso no determina la sexualidad. “Dar la plancha y la cocina a la niña ayuda a limitar el ejercicio de la mujer al ámbito privado, como si fuera la única responsable de ese tipo de tareas y eso nos lleva a un sistema de explotación que pocas veces es reconocido”, resalta.

En Venezuela, actualmente se impulsa una campaña denominada “La paz comienza por casa” con la que las autoridades invitan a construir nuevas masculinidades, en las cuales el hombre comience a manifestar su responsabilidad en la crianza respetuosa y enseñe a sus hijos a demostrar amor sin violencia”.

Para ellos, el Ministerio del poder popular para la Mujer y la Igualdad de Género se encuentra visitando las escuelas y los liceos para hablarle a niños y niñas sobre las 21 formas de violencia, pero sobre todo de dos: la violencia en el noviazgo y la sexual.

“Porque la mayoría de los casos ocurren en esos ámbitos, sobre todo en el hogar. Queremos que las niñas comiencen a distinguir y rechazar cuándo una caricia no le sea agradable y que conozca su cuerpo para que desde ahí construya la paz y evite la violencia”, detalla la Viceministra.

Además de lo que se hace en familia, también debe preocupar lo que los niños ven en las redes sociales y en los diferentes medios de comunicación, que también forman parte del universo de referencias que tienen las nuevas generaciones para construir su propia identidad.

Andreína Ramos Ginés/VTActual.com

#VTcrianza Cuidado con los enemigos de la crianza respetuosa

Artículos relacionados