El 11 de febrero de 2020 estuvo marcado por el anuncio de #DonaldTrump de erigir a EE. UU. como la fuerza nuclear más poderosa del mundo, mientras la comunidad internacional aboga por parar la carrera armamentista a escala global.

Por su parte, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, recibió una bofetada de parte de la asamblea Legislativa de ese país quien rechazó el intento de autogolpe del Primer Mandatario, quien utilizó a las Fuerzas armadas para otros fines ajenos a los establecidos en la Constitución de la nación centroamericana.

Mientras tanto, en Venezuela se organizan para demandar a EE. UU. por el daño causado con las sanciones a las empresas del Estado.

VTbreves 10-02-2020

Artículos relacionados