#VTalCarajo: Aída Merlano, la trapecista que tiene temblando a Iván Duque

La exsenadora colombiana Aida Merlano, capturada en Venezuela el mes pasado, no sólo ha dejado en evidencia la falta de seguridad y seriedad del gobierno colombiano, sino que ha puesto a temblar las rodillas del presidente de esta nación, Iván Duque, quien pudiera verse salpicado por las confesiones que la prófuga pueda dar al mundo sobre su gobierno.

Luego de estar prófuga de la justicia Colombiana, Merlano fue capturada en el estado Zulia, Venezuela. Su fuga, parece fue de película: estando presa visitó al dentista, una vez en la consulta se descolgó con una cuerda por la ventada del consultorio, cayó al suelo, se levantó, se montó en una moto que la estaba esperando y se fue.

Desde entonces, era buscada por las autoridades colombianas. Así como Duque, otros políticos colombianos estaban tras la cabeza de la mujer por la información que posee sobre acciones ilegales impulsadas por funcionarios del país neogranadino.

Merlano, fue representante en la Cámara Baja entre 2014 y 2018, y fue electa al Senado para el período 2018-2022, pero no asumió el cargo porque fue acusada de fraude electoral. El Consejo Nacional Electoral había establecido en US$252.000 el máximo permitido para gastos electorales, y Merlano gastó más de US$494.000 en su candidatura.

Esa entidad también señaló que la excongresista pagó más de US$1,7 millones para comprar votos en la costa Caribe colombiana para las elecciones legislativas.

La Corte Suprema de Justicia la envió a la cárcel por los delitos de concierto para delinquir agravado, corrupción al sufragante y tenencia ilegal de armas donde cumpliría condena por 15 años.

Además, el tribunal determinó que al menos 17 políticos del gobierno de Duque debían ser investigados por su participación en este entramado de corrupción electoral, un hecho del que Aida Merlano estaba dispuesta a hablar. Entre ellos están el empresario barranquillero Julio Gerlein, quien tenía relación sentimental con Merlano. La Corte Suprema de Justicia pidió investigarlo a él y al senador Arturo Char, entre otros políticos.

Merlano estaba dispuesta a hablar de Gerlein y otros antiguos socios después de su captura. En marzo de 2018,  había enviado una carta al sacerdote barranquillero Bernardo Hoyos para contarle que quienes un día le dieron su apoyo y la pasearon “como joya de la corona” ahora la tachaban de corrupta.

En esa carta también aseguraba que revelaría, el oscuro mundo de la política colombiana en el que los candidatos se eligen a fuerza de corrupción.

Narkys Blanco/VTactual.com

#VTalCarajo Wanda Vásquez claman los Puertorriqueños

 

 

 

Artículos relacionados