Volvieron los bombardeos y asesinatos en Gaza

Volvieron los asesinatos y bombardeos en Gaza

Desde la noche del miércoles hasta la mañana del jueves, Israel lanzó 140 bombas contra Gaza, asesinando a tres palestinos.

Entre los muertos se encuentra una niña de dos años y su madre embarazada, según informaron medios locales. Además un hombre que murió cuando una bomba impacto su vehículo.

Según medios palestinos, los cazas israelíes lanzaron bombas contra dos instalaciones militares del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS).

En respuesta a estos ataques, HAMAS lanzó unos 150 cohetes contra los territorios ocupados palestinos. Solo unos 25 han sido interceptados por el sistema antiaéreo israelí, según indica el ejército sionista.

Las tensiones se han agravado en las últimas semanas, en particular por el bombardeo frecuente de la artillería y la fuerza aérea israelí contra Gaza y desde el inicio de las Marchas del Retorno reprimidas violentamente por las tropas israelíes.

 

Los bombardeos sucedieron horas después de que el ejército invasor amenazara con atacar el enclave.

Sionismo prepara toda su artillería

Ante los ataques de represalia de los palestinos, el ejército israelí se ha puesto en alerta máxima, ha llamado a los reservistas y preparó el escudo antimisiles, además de avisar a los colonos que no se acerquen a las zonas fronterizas con Gaza.

De hecho, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, convocó a una reunión de emergencia al Gabinete de Seguridad, para tratar la crisis.

Por su parte la Organización de Naciones Unidas (ONU) pidió al Gobierno de Israel permitir la entrada de combustible de emergencia a Gaza, pues de lo contrario Tel Aviv estaría violando los derechos de los palestinos.

Según la Organización, en la Franja de Gaza se necesitan aproximadamente 60 mil litros de combustible urgente para hospitales, redes de agua y saneamiento.

La medida de corte en el acceso fue tomada por Israel el pasado 2 de agosto y pone en peligro el bienestar de dos millones de personas, la mitad de ellos niños.

El coordinador de Asuntos Humanitarios (OCHA), Jaime McGodrick, denunció que es inaceptable lo que hace Israel con el pueblo palestino, ya que los priva de los elementos básicos para tener una vida digna.

El presidente palestino, Mahmud Abás, pidió la intervención urgente de la comunidad internacional para frenar la escalada.

ER

Leer más: 

Israel cobra más sangre palestina en Gaza

Artículos relacionados